Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Me siento avergonzada

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
viernes, 4 de septiembre de 2009, 05:58 h (CET)
Muchos españoles habrán oído o leído la noticia sin reflexionar sobre ella. Kartica, la modelo malasia, quiere ser azotada y pagar una multa de más de 1000 euros, por el delito de beber cerveza en público, en el bar de un hotel. ”Me siento avergonzada por haber faltado a mi religión. No quiero pedir indulto. He llorado y hablado con el muftí y él también me ha preguntado por qué no quiero evitar el castigo, pero al final ha comprendido que no quiero pedir el indulto”.

A muchos occidentales, les parecerá absurdo el alto precio que Kartica tiene que pagar por este “delito” de su religión. Si tal hecho, se sanciona, entre musulmanes, de ese modo tan desproporcionado, ¿qué sanción merecen en Malasia otros delitos, objetivamente mucho más graves, como el asesinato, el infanticidio, el aborto, el robo, el adulterio, la calumnia, el perjurio, la blasfemia etc?. ¿A qué se debe que haya tantas personas, en nuestro mundo, que no sólo no se avergüenzan de sus escándalos públicos y mediáticos, sino que los hacen objeto de lucro personal?. ¿Es que se ha perdido ya en nuestra sociedad y en nuestro mundo, la conciencia de pecado, de lo que está bien o de lo que está mal, creyendo que todo vale según le parezca a cada uno?. El relativismo moral está a la orden del día y esta sí que es la pandemia que a muy pocos les preocupa.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris