Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

En el Año sacerdotal

JD Mez Madrid (Gerona)
Redacción
viernes, 4 de septiembre de 2009, 05:47 h (CET)
Ante el Año sacerdotal que los católicos estamos viviendo, me permito hacer una reflexión. El sacerdocio es necesario e insustituible. La Iglesia, que es indefectible, ha sido instituida por Cristo del modo que la conocemos: con sacramentos y sacerdotes (obispos y presbíteros) que realizan las acciones sagradas y administran la gracia de Dios. La Iglesia es una comunión orgánica de clérigos y laicos. Pretender una "desclericalización", pensando que esto constituiría una ganancia, es un error, porque de ordinario la gracia de Cristo nos llega por la vía sacramental y hay varios sacramentos que sólo los puede realizar el sacerdote, como la celebración del misterio eucarístico y la absolución de los pecados.

La gracia de Dios ha sido puesta en manos de la debilidad humana, y esto lo sabe la Iglesia. Pero no es camino permitir que se desnaturalice su misión (por ejemplo, cediendo en el celibato), sino mejorar la condición de los instrumentos. Hay que pedir al Altísimo que nos obsequie con ministros dignos y fieles. Por eso el Papa rememora al Cura de Ars y nos incita a rezar por las vocaciones sacerdotales. Y esto es incumbencia de los creyentes, y, por ser además un bien social, es responsabilidad de todos los hombres de buena voluntad, como bien advirtieron los monarcas ilustrados de tiempos pasados e incluso muchos líderes liberales posrevolucionarios.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris