Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

Noticias regulares

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
viernes, 4 de septiembre de 2009, 05:25 h (CET)
Antes de ayer se esperaban con impaciencia dos noticias importantes para el deporte español. Y, cada una en su medida, fueron dos decepciones. El fallo (nunca mejor dicho) del jurado de los premios Príncipe de Asturias y el informe del COI sobre la candidatura española a los juegos de 2016.

La primera en saltar fue la decisión sobre el príncipe de Asturias. Todo el mundo esperaba que se lo dieran a Pau Gasol, que ha hecho historia en el baloncesto español al hacerse con el anillo de campeón de la NBA. Así mismo, no pocas voces defendían la candidatura de Roger Federer, el mejor tenista de la historia, a hacerse con el prestigioso galardón. Tampoco se descartaba en absoluto a Bolt, el recordman de los 100 metros lisos. Tampoco faltaban los defensores de Gebreselasse o Mengual.

Pero lo cierto es que la sorpresa saltaba cuando, por primera vez en la historia, dos mujeres habían quedado finalistas para optar al premio: Marta Domínguez y Yelena Isinbayeva. Ganó esta última, a pesar de que su trayectoria como pertiguista está en el punto más bajo desde que se hizo atleta profesional. Sin embargo, la atleta palentina, que en Berlín conseguía la medalla de oro en los Campeonatos del Mundo en los 3.000 obstáculos había demostrado ya en su larga y brillante carrera deportiva que era merecedora de este premio. Será difícil que en los próximos años una atleta de nuestro país alcance los méritos de los que ya dispone Marta, una deportista que en ningún momento ha perdido la sonrisa y que tiene su carrera atlética jalonada de grandes triunfos, y eso que la mala suerte la ha privado de otros triunfos en competiciones olímpicas.

Y el mismo día, estalló la bomba deportiva (García dixit). El informe previo del COI pone a Madrid a caer de un burro, poco más o menos. Bueno, ya saben ustedes como es esto de la diplomacia. No se puede ser agresivo en la evaluación negativa de una sede porque hay miles de millones euros en juego y la dignidad de un país, y el informe no es que descarte a Madrid, pero lo cierto es que el dichoso papel pone de manifiesto dos debilidades que a mi se me antojan casi definitivas. La primera, el batiburrillo burocrático que en España hemos creado, con delegaciones, consejerías, ministerios, diputaciones, comisionados, secretarías, carteras y chupatintorerías en general. Vamos que estos simpáticos señores del COI se hacen cruces ante la de administraciones que tienen que intervenir o no para que alguien pueda, por ejemplo, obtener el dinero y el permiso para cuando haya que comprar un balón de baloncesto para sustituir uno que se haya pinchado en los cuartos de final de la competición olímpica de este deporte. Qué español.

La otra pega es aún más fea. Nos acusan, no sin razón, de la indolencia que gastamos en la piel de toro para con el problema del dopping. La verdad es que llevamos tiempo tonteando con esto del dopping. Hemos dado asilo a Juanito Muhelegg, cuando me parece que ya no lo querían en ningún sitio por sospechoso. Seguimos permitiendo que corredores vetados en otras vueltas o incluso implicados en la Operación Puerto sigan corriendo nuestra Vuelta a España...esta tibieza se paga al final, y me da la impresión que lo vamos a hacer con el 2016.

Lo único positivo de todo esto es que Gallardón ha salido a dar la cara, está intentando trasmitir las idea de que no todo está perdido y ha recordado que en las últimas 4 ediciones han ganado sedes no favoritas. Ojalá esta sea la quinta edición en que sucede, porque Madrid ha dejado de ser una de ellas.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris