Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Distorsionando la voz del pueblo

E. J. Dionne
E. J. Dionne
viernes, 4 de septiembre de 2009, 05:19 h (CET)
Se dice que la reforma sanitaria está en problemas debido en parte a esas escandalosas asambleas de agosto en las que los congresistas Demócratas se vieron sitiados por los contrarios al cambio que les interpelaban.

Pero ¿y si la impresión creada por nuestros medios de comunicación fuera errónea? ¿Qué pasa si los tan publicitados alborotadores representaran sólo una fracción de la opinión pública? ¿Qué pasa si la mayoría de las asambleas hubieran estado pobladas por ciudadanos que respetuosa pero firmemente hubieran expresado una mezcla de apoyo, preocupación y duda?

Existen pruebas de que los medios electrónicos cubrieron de forma abrumadora el ruido e ignoraron los encuentros más calmados (y desde el punto de vista televisivo "aburridos"), entre los representantes electos y sus electores.

Está también claro que la ira que fue objeto de tanta atención refleja a un margen de derechas contrario a todo tipo de programas públicos de los que la mayoría de los estadounidenses son partidarios. Gran parte de la extrema izquierda del movimiento pacifista impuso la actualidad durante los años de Vietnam, así que ahora son los extremistas de la derecha los que acaparan el plano de los medios de comunicación - con la complicidad de los medios.

Durante la última semana, he hablado con miembros de la Cámara Demócrata, muchos de distritos muy reñidos, acerca de lo sucedido durante sus asambleas. Nadie puede negar que las encuestas muestran que la causa de la reforma sanitaria perdió terreno el mes pasado, pero poco del civismo que caracterizó tantos de esos foros ha sido visto en la televisión.

"Creo que la cobertura de los medios ha hecho un flaco favor al ser engañada por un truco en el que no es de recibo que medios de comunicación experimentados caigan: el de permitir que los alborotadores distorsionen el debate", decía la Representante Mary Jo Kilroy, cuyo distrito incluye Columbus, Ohio.

En sus asambleas, dijo, "Vi dudas serias, preguntas hostiles, dudas de que vaya a funcionar, preguntas de cuánto va a costar. También tuve un montón de comentarios de gente que dijo que es importante para sus familias y empresas conseguir la reforma sanitaria".

El Representante Frank Kratovil proviene de un distrito muy conservador en la costa este de Maryland y dice que no le molestó que su imagen fuera colgada en julio por un grupo de extrema derecha. "Como ex fiscal, considero esto leve", dijo con una sonrisa. El episodio, agregó, no fue en absoluto representativo de sus asambleas municipales, en donde "la mayoría de las personas estaban allí para expresar preocupaciones legítimas por el proyecto de ley, preguntándose cómo les va a afectar" y que también quieren "conocer la verdad de algunas de las cosas que se decían sobre el proyecto de ley".

El relato más inquietante era el del Representante de Carolina del Norte David Price, que habló con un corresponsal de una de las cadenas de televisión en la gran asamblea celebrada en Durham.

El corresponsal decía que era una de las 10 personas repartidas por todo el país para cubrir estos encuentros. Price afirma que se le dijo rotundamente: "La asamblea no va a ser cubierta a menos que haya escándalo". Llegado el caso, la audiencia de Durham fue ampliamente favorable a los esfuerzos de reforma. No apareció en las "noticias."

El Representante de Texas Chet Edwards es uno de los miembros que sí asistieron a las reuniones dominadas por bulliciosos detractores de la reforma sanitaria.

En una reunión en Waco, un hombre le preguntó qué autoridad constitucional tiene el gobierno federal para involucrarse en la atención médica. Edwards respondió: "La Sección 8 del Artículo 1", que incluye la autoridad para que el Congreso se encargue del "bienestar general de los Estados Unidos". Entonces Edwards preguntó al hombre si se oponía a que "el gobierno federal se involucre en la Seguridad Social, Medicare, Medicaid y la atención infantil". El hombre dijo que sí, y la sala rugió de aprobación.

"Voy a usar como distinción que la gente contraria a Medicare, Medicaid, la Seguridad Social y la atención infantil me grite", dijo Edwards. Los que gritan, añadió, no hablaban por la mayoría del electorado, sino por "la posición del libertario Ron Paul que representa del 2 al 5 por ciento del país".

Cuando contacté con el Representante Tom Perriello la semana pasada, dividió a la multitud de las 17 asambleas que había celebrado en su distrito de Virginia mayoritariamente rural en tres grupos: los conservadores, para los que la batalla de la sanidad trata de "gran gobierno, socialismo y todo eso ", la izquierda, para quien" es la transparencia corporativa" y un "punto medio" para los que "se trata del gasto sanitario" y los problemas con su cobertura.

Sin embargo, los únicos ciudadanos que recibieron amplia cobertura mediática el mes pasado fueron los derechistas. Y apuesto a que usted pensaba que los medios de comunicación eran "progresistas".

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris