Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Sin abogado del diablo y con el PP

Mario López
Mario López
viernes, 4 de septiembre de 2009, 05:11 h (CET)
A lo largo de la historia, siempre se han producido juicios paralelos y siempre se ha solicitado el endurecimiento de las penas para los autores de crímenes especialmente dolorosos. No hay más que leer a los clásicos griegos o ver algún western o recordar los autos de fe celebrados antiguamente en este país, o cualquier otro del Sacro Imperio.

Eso no va a cambiar nunca, por muchos avances genéticos que experimente la especie humana. Lo que no ha sucedido jamás, hasta hoy, es que frente a la demonización del presunto criminal se produzca la santificación del presunto benefactor sin la mediación de un abogado del diablo. La iglesia católica siempre ha hecho uso de la figura del abogado del diablo para llegar al fondo de la santidad del candidato a los altares. Hoy no. Es el caso del profesor Neira, al que se le ha santificado sin considerar, si quiera, la versión de los hechos aportada por la supuesta beneficiaria de su santa acción. No sólo no se ha solicitado el concurso del abogado del diablo, sino que se ha rechazado la simple aportación testimonial de la parte principal. Por el contrario, para apuntalar la condición santa del valiente maestro se ha determinado que el agresor, Antonio, es un canalla y la desvalida mujer que motivó el incidente, Violeta, una golfa. El caso es que no existe ningún tipo de prueba testimonial que permita proceder como se ha procedido, tanto en los medios de comunicación como entre los dirigentes del PP, que han utilizado al profesor como modelo de su casposa doctrina moral. Esperemos que la Justicia ponga a cada cual en su sitio. Es peligrosísima la dinámica que ha emprendido el PP desde marzo de 2004. De seguir así, cuando quiera volver a la cordura y al discurso veraz, ya no sabrá como hacerlo. Y no quiero imaginar la posibilidad de que, una vez tenga a la mitad de sus cargos en la cárcel, decida organizar algún tipo de asonada antidemocrática.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris