Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

La COPE y yo

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 3 de septiembre de 2009, 03:44 h (CET)
No, no soy oyente de la COPE, aunque a lo mejor termino siéndolo. Alguna discusión caliente he tenido al respecto con uno de sus seguidores, gran amigo al que admiro. Siendo esta cadena de emisoras propiedad mayoritaria de la Iglesia Católica no entendía yo que diese cobertura mediática a FJL, el paradigma de lo que no debía ser un cristiano.

La belicosidad, la amargura y el exceso dialéctico del señor Jiménez no podían ser amparados por las emisoras católicas, se corría el riesgo de que el gran público, no sólo los oyentes, equipararan las posturas maximalistas del telepredicador, y las de César Vidal, con las propias de la Iglesia, que deberían estar a años luz de distancia. La intransigencia de las posturas radicales de un señor de Teruel, qué ciudad más encantadora, no podían asimilarse a las de Roma. Y sin embargo así era para una inmensa mayoría de ciudadanos. En nombre del comercio publicitario, en nombre del rendimiento económico, no puede justificarse todo.

Que la Iglesia de Roma diese cobijo a la ofensiva verborrea, a la fea dialéctica, a la intolerancia hecha micrófono, era un despropósito que se debía haber corregido años hace. Tardaron los obispos, o quien en su nombre actúa, en darse cuenta del disparate y ésos fueron años en los que los católicos se llevaron sobre sus lomos, por delegación de los lomos episcopales, muchas tarascadas innecesarias, muchas ofensas gratuitas. Federico Jiménez tiene mil sitios distintos donde defender sus posturas haciendo uso de su libertad de expresión.

Sea como sea, aquello parece haber pasado, afortunadamente, a mejor vida. Entre otras muchas cosas cristianismo es tolerancia. También. Y la intolerancia es anticristianismo, claro. Las reformas hechas en los programas punteros pueden, deberían, ser significativas. Para defender determinadas posturas y trasmitir el mensaje de la Iglesia, fin primordial de la COPE, hay que utilizar “armas”, voces, que sepan hacer llegar la comprensión, y la discrepancia cuando sea necesaria, del mensaje de Cristo. Que programas como “La Linterna”, por otra parte, van a mejorar su calidad y su audiencia parece algo innegable tras el contrato de su nuevo presentador estrella.

Soy especial seguidor de Juan Manuel de Prada, no necesariamente en su versión literaria, en las emisoras por donde pasa, sea en televisión o radio. Sin estar eternamente de acuerdo con él, eso es algo imposible entre seres humanos, sus posturas me son con cierta frecuencia próximas e inteligibles. Razona sus actitudes y las trasmite a los oyentes de manera fácil y clara. Su fichaje será un gran acierto.

Los informativos locales de esta cadena de emisoras, al menos los que yo conozco, son sin duda de una gran calidad y no merecían estar bajo la sospecha de participar en la misma red que Jiménez Losantos y César Vidal. Los trabajadores de mi emisora local, a los que no conozco, son grandes periodistas que se emplean ante los micrófonos con gran esfuerzo y profesionalidad.

Noticias relacionadas

Alan García y Alfonso Ugarte

Ambos fueron los dos grandes personajes peruanos que se suicidaron. ¿En qué se parecen y en qué se diferencian?

Netanyahu y Trump impiden la paz en Tierra Santa

Donald Trump, amplificó las chances de reelección de Netanyahu al tomar medidas en apoyo a sus políticas

Carta de un ciberdelicuente

Reflexiones sobre Pascuas

Universidad en la diversidad

Donde hablamos de chaqueteros, incremento del paro catalán y otros

“Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos por hacer imposible lo posible”. (Bertrand Russell)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris