Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Espectáculo piromusical y crisis

Rosa Mercado (Granada)
Redacción
martes, 1 de septiembre de 2009, 16:25 h (CET)
Hace unos días tuvieron por fin los motrileños y visitantes su espectáculo piromusical, ese que el Ayuntamiento, por la crisis, no quería realizar este año. Pero, Ah!, pueden más los posibles votos y el sentimiento y el arraigo y el “se ha hecho siempre” y “es tradición”, y hasta “el qué dirán” que las “paupérrimas” arcas del Consistorio.

Sin embargo yo no puedo dejar de hacerme una reflexión: los Ayuntamientos y los ciudadanos tenemos una gran responsabilidad ante la situación que vivimos, y se pueden tomar muchos caminos, pero es el de la solidaridad afectiva y efectiva el que menos víctimas produce.

No se tenían, pero se han obtenido fondos para un espectáculo precioso pero efímero, muy efímero.

Me consta que la Asamblea de Trabajadores Parados y Precarios de Motril fue a nuestro Ayuntamiento con una serie de reivindicaciones y propuestas; no fueron, también me consta, a pedir pan, sino a pedir trabajo para vivir. No obtuvieron mucha respuesta, un triste “eso es lo que hay”.

¡Qué falta de imaginación y creatividad la de nuestros políticos todos! Y qué falta de imaginación y creatividad la de las empresas que han aportado los fondos para que este espectáculo “tan nuestro” no se dejara de celebrar este año de crisis, de paro (que también es nuestro), de necesidades (que también son nuestras), de comedores sociales (que también son nuestros), de bancos de alimentos (que también son nuestros) y hasta de hambre (muchos estómagos saben que no exagero). El hambre de cualquier persona, y más aún si es un conciudadano, eso sí que es nuestro. Es normal, las empresas lo tienen fácil, con incrementar el precio de sus productos, el recibo del contribuyente, o las tarifas turísticas… Así en el fondo, lo pagamos entre todos y después hacemos una campaña de recogida de alimentos no perecederos para repartir entre los pobres, cosa que no está nada mal: los ciudadanos responden a una necesidad que ven como mejor se les ocurre; eso ayuda momentáneamente. Pero los Ayuntamientos están para trabajar por el bien común, procurando medidas que mejoren la calidad de vida de todos los ciudadanos siempre y a largo plazo, pero más que nunca ahora que el momento es más difícil para muchos.

Insisto, qué falta de creatividad, de imaginación, pero sobre todo de sensibilidad ante los graves problemas actuales. Señores políticos: a los ciudadanos nos gustan los cohetes, pero nos gusta mucho más que la gente tenga trabajo y pueda pagar sus hipotecas, y no se vean apurados. Nosotros los votamos, sí, pero para que se pongan a trabajar por el bien común, (que no es ni el bien de la mayoría, ni el de la media, ni el de los que más chillan, ni el de los que tengan papeles… sino el bien de todos) que esa es su vocación, según no paran de decirnos y el servicio que de ustedes esperamos.

A un niño o niña, no se le da todo lo que pide, mal andaríamos (¿mal andamos?). A un ciudadano tampoco. Se prioriza, se inventa, se sensibiliza, se crean las medidas buscando debajo de las piedras las acciones para que todos, todos los ciudadanos, puedan tener unas condiciones dignas de vida.El Ayuntamiento, todos los políticos que en este momento lo representan, deberían unir sus esfuerzos y sus cerebros para pensar que se puede hacer para paliar los efectos que sobre las familias trabajadoras está teniendo esta crisis provocada y consentida por los más poderosos y sufrida siempre por los más débiles.

¡A trabajar, señores, que hay que ganarse el sueldo!

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris