Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Opinar

Juan Escribano (Madrid)
Redacción
martes, 1 de septiembre de 2009, 16:07 h (CET)


Distinguido señor JDM: En el comentario que el día 30 de julio dejó usted en mi blog comienza diciendo “Se que esto que voy hacer me evidencia como un Troll” pues bien señor/a, no, le evidencia como una persona que no piensa como yo y, que no le gusta lo que escribo; como no podía ser de otra manera yo lo respeto, está usted en su derecho a opinar y expresar su opinión libremente, pero le ruego que me perdone si estoy equivocado al pensar que es usted un poco cobarde al esconderse en el anonimato y detrás de unas siglas.

Dice usted que quienes me tildan de facha, “tienen toda todita la razón” como digo en mi perfil esto me importa tres pitos, como puede observar no escribo esa vulgaridad tan corriente porque “como buen facha” los tacos, solo me gustan de jamón y queso.

Dice usted “Un facha de los de verdad, para quienes el mantenimiento a toda costa de su retrógrada visón del mundo pasa fundamentalmente por la libertad de los demás, sobre todo la de quienes no ven el mundo como vd”. Reconozco que este párrafo no lo entiendo muy bien, pues me parece que usted reconoce que mi “retrógrada” visión del mundo consiste en respetar la libertad de los demás incluso la de aquellos que no ven el mundo como lo veo yo, si no es así, si usted lo que quiere decirme es que yo no respeto esta libertad de los demás, tengo que decirle que está usted muy equivocado, yo no pertenezco a ese colectivo, lo mismo que no creo que usted pertenezca a ese colectivo tan tolerante y demócrata que amparándose en el anonimato escribe en las paredes frases como estas “LA ÚNICA IGLESIA QUE ILUMINA ES LA QUE ARDE” “CATÓLICOS DE MIERDA OS VAIS A VER COMO EN EL 36” y tampoco creo que usted esté en la cuerda de esa banda asesina de izquierdas, llamada ETA. Quizá usted piense que soy un facha porque critico al poder, verá; los políticos y, en especial los que están en el poder y que contribuyo con mis impuestos a su bien vivir y mejor estar, influyen mucho en mi diario vivir y, me considero con derecho a criticar aquello que considero no hacen bien siempre claro está sin recurrir a mentiras o medias verdades, ¿puede usted indicarme en qué, dónde y cómo he faltado a la verdad? Por otra parte le diré que yo no pasto en ningún prado, ni rojo, ni verde, ni azul, ni pernocto en ninguna majada, es por eso que expreso mis opiniones con total independencia.

Dice usted estar “sorprendido y preocupado por la omnipresencia de individuos nostálgicos de tiempos pasados en la red” Pues bien, no siento nostalgia de ningún tiempo pasado, el tiempo más hermoso e importante, es el presente, en él forjamos el futuro, es por eso que lucho con la palabra contra todo aquello que considero se está haciendo mal, con la esperanza de contribuir a su mejora.

Dice usted que vivo en democracia a mi pesar, le diré que voté si a la Constitución para que nunca más tuviéramos que correr delante de los grises por motivos políticos y, para que todos los españoles pudiéramos expresar nuestro pensar con entera libertad, una pregunta ¿ha leído usted nuestra Constitución?

Por último dice usted que “Citar a encíclicas como argumentos evidencia no solo su cortedad de miras, sino que dicha cortedad de miras es autoimpuesta” Veamos mi querido amigo/a en primer lugar no cito encíclicas como argumentos sino como demostración de que la “temática social de la Iglesia” no es una cuestión puntual en un determinado momento y que luego se olvida, por el contrario la “temática social” es una constante en la Doctrina Social de la Iglesia, como supongo que usted sabe leer e interpretar debidamente un texto, le pido perdón por mi torpeza al no saber transmitir debidamente este mensaje, me dice que esta cortedad de miras me es autoimpuesta, tengo que reconocer que en el ejercicio de mi libertad elijo mis vínculos y me autoimpongo ser fiel a los mismos, soy católico y del Real Madrid porque me da la gana, nadie me lo impone, me lo impongo yo.

Rogándole me perdone si en algo he podido ofenderle (no ha sido mi intención) le saluda atentamente.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris