Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Subir los impuestos

Jesús Molíns (Zaragoza)
Redacción
martes, 1 de septiembre de 2009, 15:52 h (CET)
Una cosa esta clara, todo estado debe de financiarse por los impuestos que pagan sus ciudadanos; pero claro, la carga impositiva no puede ser la misma para todos ellos.

Para que una política fiscal sea justa, ésta debe de ser totalmente progresiva, es decir, el que mas tiene, más debe contribuir.

Una subida generalizada es totalmente injusta si no respeta el principio de progresividad; igual que una subida de impuestos indirectos o IVA no es nada progresista ni justo.

Subir los impuesto especiales o el IVA, supone que todos paguemos igual ganemos lo que ganemos. Por poner un ejemplo: el Sr. Díaz Ferranz o el Sr. Botín pagarían el mismo impuesto al comprar un litro de gasolina, una barra de pan o un paquete de tabaco que el Sr. que lleva más de una año inscrito en las listas del INEM y no percibe ninguna retribución; y ¿ganan lo mismo todos ellos?, claramente ni de lejos. Por eso se debe exigir y respetar la máxima de la progresividad fiscal (que pague más quien más tiene).

En un periodo de crisis como el actual., el Gobierno Socialista debería de restablecer el impuesto del Patrimonio, estudiar la creación de un impuesto adicional sobre grandes fortunas, fijar por ley los topes máximos de los sueldos de altos cargos, ejecutivos miembros de Consejos de Administración y otros colectivos donde la opacidad fiscal no sólo es evidente, sino flagrante y absolutamente insolidaria con el conjunto de la sociedad española.

Tambien haría bien el Gobierno en reconocer errores y anular ciertas decisiones fiscales, que como se ha demostrado, estaban fuera de lugar, pues eran socialmente injustas, favorecían a los más ricos y prácticamente no han incidido nada en las rentas mas humildes, además de diezmar en miles de millones la hacienda pública.

Primeramente se debería de anular la eliminación del impuesto de patrimonio; seguidamente habría también que anular la rebaja lineal de 400 euros, no es progresiva y deja fuera a aquellos ciudadanos que no cuentan con ingresos suficientes; igualmente se debería reformar todas aquellas ayudas que se otorgan de forma lineal, por ejemplo la de 2500 euros por maternidad no puede cobrar la misma cantidad una mujer en paro y sin ingresos que otra con sueldos superiores.

Y una vez reconocidos y subsanados estos errores fiscales, acometer una reforma, de cuerdo con el artículo 31 de la Constitución Española, que hace referencia a que los ciudadanos debemos contribuir al gasto público conforme a nuestra capacidad económica mediante un sistema tributario justo, basado en los principios de igualdad y progresividad.

Un sistema fiscal progresista debe basarse en la primacía de los impuestos directos que gravan según los niveles de renta de cada ciudadano.

Noticias relacionadas

TV1 y R.M Mateo, al servicio incondicional de P.Sánchez

“El pueblo solo es soberano el día de las elecciones” Castelao

¡Ay Carmena!

En la locura de esta campaña electoral os miro a los “poderes emergentes” de aquella primavera ciudadana. No quiero emular a Quevedo, pero la actualidad dice que la temida locura ha entrado en vuestros reinos

​Alan y Allende

García se convirtió en el segundo presidente socialdemócrata en la historia americana en tirarse un tiro

Comprender e interpretar

El libro Acontecer y comprender de Teresa Oñate y otros autores es una obra fundamental para entender de modo amplio lo que es la Hermenéutica crítica

Oráculos decisivos

Son momentos decisivos para discernir las informaciones veraces y coherentes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris