Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Zapatero y sus sueños de seductor

Clara Jiménez (Murcia)
Redacción
martes, 1 de septiembre de 2009, 15:41 h (CET)
La nueva ley de libertad religiosa acomete algo antitético a lo que su título proclama. ¿Acaso exigir la retirada de crucifijos y belenes de colegios públicos, no contraría la libertad de los que veneran el negocio en que se metió Dios para salvarnos?

En nuestros tiempos se siembra un odio anticristiano de manera eficaz sin necesidad de persecución cruenta. Basta con eliminar todo vestigio religioso que nos lleve a acordarnos de Dios y de reconocerle sus dones. Hay alguien muy interesado que este plan se lleve adelante sin demora: el propio Zapatero no es más que un instrumento del mal que quiere modificar los recursos que Dios entrega al hombre obstaculizando su salvación eterna. ¿Qué pensar si no de su propósito de erradicar el bien de la vida forzando a médicos y personal sanitario a ajusticiar a pequeños seres humanos bajo la amenaza de desobediencia civil? ¿Qué de la prostitución de nuestras hijas, empujadas a las relaciones sexuales desde temprana edad, favoreciendo de todos los modos posibles que las establezcan sin consecuencias para ellas? Pero de Dios nadie se burla y muy pronto el presidente enemigo de la libertad de conciencia será desalojado de su estado de poder. Como fue derrotada la II República, lo serán sus sueños de seductor.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris