Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Contradictorio, me parece a mí

Marino Iglesias Pidal
Redacción
martes, 1 de septiembre de 2009, 15:37 h (CET)
Se la pasan haciendo campañas quitamiedo contra el cáncer y, al mismo tiempo, constantemente, se manifiestan como sigue. Tomado del diario El Mundo

MARÍA VALERIO. MADRID.- Una de las principales revistas de medicina, 'The New England Journal of Medicine' (NEJM), trae esta semana dos noticias para los españoles; una buena y otra mala….

Un año más de supervivencia que con 'quimio'.

Como ya se había apuntado en trabajos anteriores, la investigación española confirma que quienes portaban la mutación respondieron al medicamento muy por encima de lo que se hubiese esperado con la quimioterapia estándar. De hecho, el grupo tratado (217 pacientes) tardó una media de 14 meses en experimentar una recaída, cuando esta cifra no supera los cinco meses en un paciente con cáncer de pulmón avanzado después de recibir el tratamiento estándar. "Su supervivencia media global rondó los 27 meses, es decir, casi tres veces más que los 10 u 11 meses de media que podemos esperar en esta enfermedad", señala el investigador catalán.

No es lo que antecede lo que me lleva a teclear. Lo que antecede es el último de un sinnúmero de puntos que conforman la larga línea que sí es la que en este momento me hace sentarme a escribir.

Sé lo que quisiera decir, pero el atragantamiento que me produce semejante aluvión hace que me sea muy difícil decirlo.

Al ser humano, así me lo parece, le resulta muy difícil expresarse con justeza y claridad y sabiendo decir o callar lo que en determinadas circunstancias debe o no manifestar.

Un colectivo que, muy especialmente, supongo que para todo el mundo será tan obvio el porqué como lo es para mí, un colectivo, decía, que debería dominar a la perfección las técnicas de comunicación, es el de los profesionales que, de una u otra forma se dirigen, en general a todos, porque todos, en determinado momento, somos o seremos enfermos. Sin embargo, muchos de ellos, tanto a la hora de hablar para el enfermo que tienen sentado, o encamado, frente a sí, o a la de dirigirse a todo aquel que quiera escuchar o leer sus declaraciones, dejan, a mi juicio, mucho que desear al informar. Cada vez que los oigo salto, ¡joder! ¡por qué coño dirán esto! ¡y de esta manera!

Son frases que siento que atraviesan mi sistema nervioso como si de rayos se tratara: “Un año más de supervivencia” “14 meses en experimentar una recaída” “no supera los cinco meses – para la recaída – en un paciente con cáncer de pulmón” “su supervivencia rondó los 27 meses, tres veces más que los 10 u 11 meses que podemos esperar en esta enfermedad”. Otras declaraciones que no están en este escrito pero que continuamente son desgranadas en los medios de comunicación: “El cáncer es incurable, por eso no investigamos para curarlo, sino para convertirlo en una enfermedad crónica”. Por su forma de expresarlo hacen ver como un hecho excepcional el que un paciente “sobrepase los cinco años de supervivencia”…

Si me tomara el tiempo necesario para recordar llenaría páginas con inconveniencias de este tipo, que pueden hacer mucho daño.

Yo paciente me diría: Un año más de supervivencia… ¿Y para qué coño quiero yo un año más de penitencia? 14 meses para recaer… Joooder, 14 o 5 meses de penitenciar ¡para volver a empezar! O a seguir, según se quiera mirar, hasta, de forma definitiva, terminar.

Esta no es una anécdota de ficción, realidad pura y dura. Conocí a alguien que en su momento se apresuró a recopilar recuerdos de un ser querido que, según su interpretación de lo dicho por el especialista, iba a morirse en aquellos días, pues estaban a punto de cumplirse los cinco años desde que fuera sometido a cirugía de cáncer; quien “debía” morirse no murió. También al oncólogo que en cada revisión le insistía a su paciente en que “eso” no se podía dar nunca por curado y se iba a reproducir, machacón, ¡se tenía que reproducir! No se reprodujo y tampoco este paciente murió.

Vuelvo a reiterar, por si alguien me lee y no lo ha hecho en ocasiones anteriores: Dejé de estudiar para comenzar a trabajar a los catorce años. Sólo soy por tanto un lego reflexivo. Aquel que me lea déle el valor que él considere a lo que lee.

Primero, por enlazar con lo último que he contado: la inexistencia no puede reproducirse. Esta afirmación no necesita de sapiencia que la avale, de cajón. Porque tengo dudas sobre la interpretación que se puede dar al vocablo “curar”, diré que no sé si el cáncer se cura o no se cura, pero de lo que sí no tengo ninguna duda es de que el cáncer, a veces, se extirpa, y, cuando esto ocurre, lógicamente, ¡puesto que no hay nada y de la nada no puede salir algo! no puede reproducirse. Lo que no está menos claro es que después de una cirugía en que se le ha extirpado un tumor maligno a un enfermo, el paciente no queda inmunizado, así pues siempre estará con el riesgo de volver a contraer la enfermedad, ¡pero no sería una “reproducción”, sería una NUEVA APARICIÓN de la enfermedad!

Ya puesto, quiero también plasmar otra reflexión. La naturaleza tan sólo hace originales, no hay dos creaciones iguales, no existen dos seres humanos exactamente iguales. De la misma forma, no hay dos tumores iguales; por eso, yo enfermo, nunca pensaría: fulanito, o manganita, tenía “el mismo cáncer” que yo y se murió, así que yo también voy a morirme. O, de igual manera: ese/a tuvo, y ya hace MÁS DE CINCO AÑOS que no recibe ningún tipo de asistencia, el mismo cáncer que yo y ahí sigue, tan guapo/a, así que también yo voy a seguir tan guapo/a.

Por último. Pienso que María Valerio mejor se dedicara a escribir cosas de su pecunia que no a copiar, para exponer a la luz popular, publicaciones de revistas científicas, que es donde deben estar, como medio de comunicación entre científicos.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris