Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

El negocio es el negocio

Ángel Ruiz Cediel
Redacción
martes, 1 de septiembre de 2009, 05:37 h (CET)
Para los que creen que aunque se pongan las cosas muy feas al final va a llegar al galope el séptimo de caballería enarbolando la solución, el mejor consejo que se les puede dar es que vayan encargando algunos misereres, por si acaso. Apunto esto, especialmente para los que confían en que nunca llegaremos a extinciones masivas por causa del cambio climático, o que el agotamiento de los combustibles fósiles no se producirá porque tendremos otros alternativos, o los que creen que encontraremos la paz a los conflictos que nos afligen, o que algún día encontraremos el remedio adecuado a los problemas del tráfico, o aun a los que piensan que con ganas y oenegés paliaremos los males del Tercer Mundo. No; que desesperen, todo eso irá a mucho más porque no pueden tener solución estos males: son imprescindibles para el Sistema porque el negocio es el negocio.

Nuestra sociedad está fundamentada en la libertad de mercado, no en las culturas, ni siquiera en los hombres. Nuestra sociedad está erigida, en fin, en el negocio: sólo en eso. Lo que no es negocio, lo que no genera beneficios para alguien (y suelen ser muy poquitos), no tiene viabilidad, no interesa, está condenado al fracaso. Si el Madrid y el Barcelona se llevaran bien y no se buscaran la humillación o la sangre, el fútbol se extinguiría, pongo por caso, porque lo de menos es quién gana, sino a quién se le humilla, moviendo y promoviendo no la afición futbolera, sino los más bajos instintos: he aquí el verdadero negocio. Es esto lo que hace que una entrada cueste varios sueldos de un espectador, el que las televisiones paguen sin rechistar un Potosí por retransmitir el partido, y el que los ciudadanos se desvelen por ver en vivo y en directo cómo su equipo humilla al otro, o sencillamente cómo se humilla a ese equipo al que se detesta. Y así con todo.

Las guerras no terminarán nunca porque generan un enorme negocio, y los fabricantes —o los políticos que sirven a los fabricantes— ya usarán las mañas necesarias para convertir desavenencias en conflictos o discrepancias en batallas; el cambio climático seguirá adelante hasta extinguirnos, porque genera muchos beneficios para algunos; el tráfico seguirá complicándose cada día más, a pesar de que se hagan muchísimas utopistas de muchísimos carriles, porque genera ingentes dividendos en Administraciones, petroleras y golfos en general, razón y causa por la cual los del norte trabajarán en el sur, los del este en el oeste, y viceversa; las hambrunas se sucederán año a año generando millones de muertes, porque precisamente de la muerte y de las necesidades de estos infelices se obtienen suculentos dineros por parte de quienes controlan la ONU; jamás se permitirá que se desarrolle la Energía Libre —Energía del Punto Cero, mucho más que viable y operativa ya—, simple y sencillamente porque los petroleros y los de las eléctricas harán como J.P. Morgan cuando se fumigó a Tesla, se hizo con todos sus documentos y los guardó bajo siete llaves y siete cerrojos; etcétera.

Desesperancémonos, pues, de que los problemas que nos afectan vayan a solucionarse algún día, al menos si éstos generan beneficios para alguien. Sólo los problemas que no generan beneficios pueden solucionarse en nuestro sistema, y, por ello mismo, estamos condenados a extinguirnos, poco importa si a causa de una guerra, si de un atentado terrorista, si por causa del cambio climático o si por un simple asalto. Todo eso y mucho más genera negocio, mucho negocio, y ningún político en su sano juicio tratará de hacer otra cosa que dar apariencia de que combate lo que en realidad alienta. No hay esperanza, ninguna, porque el sistema es un monstruo que camina solo, y nosotros sólo somos su alimento: el negocio es el negocio.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris