Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La linterna de diógenes   -   Sección:   Opinión

Telediarios "de autor"

Luis del Palacio
Luis del Palacio
martes, 1 de septiembre de 2009, 05:34 h (CET)
Una de las “sorpresas anunciadas” que nos tenía reservadas TVE a la vuelta de las vacaciones de verano, era un reajuste interno de ciertos periodistas del medio; cambios de ubicación que pueden recordar a meditadas jugadas de ajedrez que invitan, a su vez, a la especulación: nada sucede por casualidad… y menos en RTVE.

Lorenzo Milá, artífice del telediario de mayor audiencia (el de las nueve de la noche), se ha retirado a los dorados cuarteles de otoño de la corresponsalía en Washington, dejando su sillón a Pepa Bueno, la eficaz todoterreno que pasó de la crónica de sucesos a dirigir un programa señero –Los desayunos de TVE- y hacer entrevistas al más alto nivel, con un peculiar estilo que recordaba mucho al de un director de orquesta dando la entrada a los músicos. La Bueno dirigía siempre y se reservaba la parte más suculenta de la entrevista, dejando invariablemente a los colaboradores en un segundo plano. Un ego que no está mal, siempre que no fagocite la noticia o anule a quien se sienta a su lado, sea otro periodista, personaje o personajillo.

Por otro lado, Ana Pastor, hormiga atómica del periodismo televisivo, ha sustituido a Bueno en el espacio líder de la mañana y esperamos que con ello lo mejor no se haga enemigo de lo bueno (perdonen el inevitable juego de palabras) sino que lo supere, o que, al menos, contemporice con lo que había. De momento ya hemos comprobado que los colaboradores van a ser los mismos (el lunes: Magis Iglesias, Javier Valenzuela y Charo Zarzalejos….) Así que, parece, nada nuevo bajo el sol de la mañana.

El estilo que Pepa Bueno va a imprimir a sus telediarios es, de momento, una incógnita. Dada la hora y el tipo de audiencia no es muy probable que sigan las pautas de esos particulares “telediarios de autor” que Telemadrid reserva para la medianoche. Hace unos años Germán Yanke, después Sánchez Dragó y ahora otro “germán” con hache y acento agudo (Hermann Tersch) han representado un modo de hacer los noticiarios de televisión que es “muy español”, muy castizo, como contraposición a los formatos del norte de Europa, en los que se pretende una mayor objetividad informativa a través del muñeco – o, en su caso, de la muñeca, Bibiana- parlante. Con ello no se gana en asepsia porque la línea editorial del medio estará siempre presente, pero sí en brevedad. Un telediario en Das Erste (el primer canal de la televisión estatal alemana) dura exactamente quince minutos, deportes y parte meteorológico incluidos.

A mitad de camino entre la sobriedad germánica y el barroquismo hispánico se hallan los noticiarios de la BBC, en los que nunca se cuela la opinión de la “cabeza parlante”, aunque a veces se entrevea. La opinión se reserva para las interesantes mesas de debate.

Estilos aparte, a mí me da la impresión de que Lorenzo Milá –periodista en la más noble acepción de la palabra; hombre culto e inteligente- ha aprendido de los errores ajenos y que todo este movimiento de piezas obedece a su deseo de “no estar ahí” cuando se produzca la debacle. Alfredo Urdaci, su antecesor en el puesto, anduvo dando tumbos durante varios años, tras el fracaso del PP en las elecciones de 2004. Y el puesto de presentador de telediario de la “santa casa”, especialmente en la segunda edición, tiene mucho de político. Nadie está ahí por casualidad y la crisis institucional que se avecina hace presagiar alguna que otra retirada estratégica.

Los “idus de marzo” se trasladarán a junio de 2010, cuando se cumplan los seis meses de Zapatero al frente de la Unión Europea.

Después, a buen seguro, a él y a su gobierno le quedarán muy pocos telediarios.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris