Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

La remodelación de Camps

Pascual Mogica
Pascual Mogica
martes, 1 de septiembre de 2009, 05:29 h (CET)
Los cambios que se esperaban en el Consell presidido por Francesc Camps, no han sido los esperados. Todos pensábamos que se daría lo que no se ha dado, cambios de una consellería a otra y algún nuevo miembro en el equipo del Consell. Pero no ha sido así. Camps ha mantenido en el Consell a todos los consejeros y solo ha hecho uso de ese cambio antes citado, trasvase de titular de una consejería a otra. En términos domésticos se puede decir que Camps se ha hartado de ver siempre los mismos muebles y los mismos elementos de decoración años y años en el mismo sitio, lo cual te provoca un cierto aburrimiento, y ha decidido lo que en ocasiones solemos hacer todos, quitar este mueble de aquí y ponerlo allí; coger un jarrón y ubicarlo en otro sitio; descolgar un cuadro y colocarlo en otra pared, y poner las fotos familiares más queridas en un asentamiento distinto. Eso y poco más, pero que sin duda alguna contribuye a que durante los primeros meses encuentres algo “nuevo” en tu hogar que te llama la atención por novedoso y que cambia tu estado de ánimo.

Está claro que Camps ha hecho una remodelación de esas que podíamos denominar como de “mantente mientras cobro”. Camps no ha introducido nuevas caras en su Gobierno por que está claro que piensa convocar elecciones anticipadas en la Comunidad Valenciana y que no valía la pena quemar a nadie más en una situación, como la actual, de desgobierno por agotamiento de los actuales responsables de cada consellería y del propio Camps por el caso Gürtel.

Es evidente que Camps no es ningún portento intelectual pero tampoco es ningún negado. Él es consciente de que de momento le ha salvado la campana en lo del caso Gürtel una decisión judicial que no hay por donde cogerla, menos mantenerla, y que en el Tribunal Supremo la cosa no le pueda ir tan bien como le ha ido con el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, en el TS se le pueden complicar las cosas y verse a días vista de unas elecciones autonómicas sin darle margen de tiempo para recomponer la situación.

Está claro que no ha habido remodelación lo que se ha producido es una reubicación para ganar tiempo al tiempo.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris