Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Experimento Honduras

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 1 de septiembre de 2009, 05:27 h (CET)
Lo que viene aconteciendo en este pequeño y poco poblado país centroamericano es una suerte de experimento. EEUU quiere distanciarse de la política de promover golpes o invasiones que otrora le caracterizara en esta región, y quiere aparecer como un campeón de las vías democráticas.

Sin embargo, la oposición de Obama al golpe de Honduras ha sido relativamente moderada. Pese a que ha votado excluirse de la OEA, Washington no hizo nada para detener el golpe antes que éste se diese y luego para congelar ahorros externos hondureños en sus bancos.

Obama juega a dos caras. Por un lado, él quisiera que Zelaya retornase sin poder y por pocas semanas a palacio para que sirva para legitimar una transición hacia un nuevo presidente derechista electo. Por otra parte, un sector del establishment y de las corporaciones de EEUU prefiere ir ganando tiempo hasta que en dos meses se den las elecciones generales en Honduras y estas elijan a un nuevo presidente con ribetes constitucionales que permita ir minando el bloqueo internacional.

Zelaya, por su parte, ha sido incapaz de hacer una huelga general como las que Bolivia ha efectuado para tumbarse golpes. El y el ALBA pueden estar apostando a una estrategia de largo plazo en la cual se socave cualquier gobierno hondureño a menos que Zelaya retorne, y en caso de que él vuelva, su retorno coincida con un proceso largo que sea sancionado por una constituyente.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris