Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

La gaviota suelta lastre

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 30 de agosto de 2009, 06:00 h (CET)
Desde que se conocieron las primeras noticias del llamado caso Gürtel la gaviota del Partido Popular vuela con plomo en sus alas, se suele decir que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente y esto es lo que ha sucedido entre algunos dirigentes del primer partido de la oposición. No se habían acallado todavía las noticias de los casos de espionaje entre conmilitones de partido en el feudo de Esperanza Aguirre cuando saltó a la prensa la noticia de los supuestos cohechos y prevaricaciones en varios ayuntamientos cercanos a Madrid llevados a cabo por un trama corrupta encabezada por Correa que había llegado a la sede de la calle Génova de la mano de José María Aznar y que cuando vio que las cosas se ponían feas con la salida del poder de su valedor dirigió sus miras hacia algunos ayuntamientos madrileños gobernados por los populares y hacia la Comunitat Valenciana que fue para ellos una nueva tierra de promisión y una fábrica de euros fáciles de ganar.

Cuando el juez Garzón inició un sumario en el que iban apareciendo nombres y más nombres de responsables del Partido Popular los cañonazos de Rajoy y su muchachada dirigieron su punto de mira hacia el llamado “juez estrella”, pero fueron cayendo algunos nombres que eran abandonados en la cuneta del olvido por quienes hasta la fecha habían estado a su lado todo lo contrario de lo que pasó por tierras valencianas. Aquí en cuanto apareció el nombre de Camps y sus palmeros entre los agraciados en el reparto de trajes y otras prebendas comenzó un largo rosario de mentiras por parte del President de la Comunitat hasta que la prensa destapó su conversación navideña con su “amiguito del alma” más conocido como “el Bigotes” también imputado junto con Correa en la trama de corrupción y directivo de una empresa cuyo principal cliente era la Generalitat valenciana.

Luego llegó el sumario al Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana y allá su presidente le echó una manita a Camps archivando el caso pero dejando claro en el auto que éste había recibido trajes pagados por la trama corrupta y que por tanto Camps había mentido más de una vez. Se lanzaron tímidamente las campanas al vuelo ya que los recursos presentados hacen que el caso no se haya cerrado definitivamente y la espada de la justicia todavía pende amenazadoramente sobre la cabeza de Camps. Aquí, en tierras de Valencia, al contrario que en Madrid nadie dimitió, todos siguieron al pie del cañón pero la poca actividad que el gobierno valenciano realiza habitualmente quedó totalmente paralizada a la espera de mejores tiempos.

Ahora ha llegado la hora de ir soltando lastre e intentar que el globo del Partido Popular no acabe estrellándose estrepitosamente contra el suelo. Ha llegado la hora de los adioses y el primero que ha tomado la puerta ha sido el ex Ministro de Justicia Michavila quien deja su escaño ya que su despacho de abogados asesoraba y contrataba con algunos de los ayuntamientos madrileños implicados en el caso Gürtel, le siguió un alto cargo de Baleares donde en el caso del velódromo que costó el doble de lo estipulado de una treintena larga de imputados doce pertenecen a las filas del PP, y creo que aún veremos más dimisiones, las llamen como las quieran llamar.

Y por fin en tierras valencianas se ha producido una dimisión, la de Pedro García, director de la televisión autonómica que, como muchos valencianos saben, tan sólo es un simple y agitado botafumeiro al servicio de Francisco Camps. Los sindicatos venían largo tiempo pidiendo el cese de este personaje cuyo nombre también aparece en el sumario Gürtel por haber recibido trajes sin pagarlos, y como es de bien nacidos ser agradecidos Pedro García colocó en Canal 9 a la esposa del “Bigotes”, antigua mamachicho, quien presentó programas, dio las campanadas del fin de año, retransmitió la cremà de la falla del Ayuntamiento y hasta hizo sus pinitos como actriz en dos series del canal autonómico, una de ellas llamada casualmente “Negocios de familia”, nunca un nombre estuvo tan bien puesto. Y como Álvaro Pérez, “el Bigotes” es un hombre agradecido hace dos años con motivo de su aniversario le montó una fiesta de cumpleaños en Marrakech a donde Pedro García acudió montado en el jet privado de un contratista de la Generalitat casualmente sobrino de Cotino, uno de los Vicepresidentes del gobierno valenciano. Algo huele a podrido y no es en Dinamarca precisamente.

Ahora Pedro García se va, pero no se va con las manos vacías, dice adiós dejando una deuda en la televisión valenciana que algunos cifran en 1.200 millones de euros y la Sindicatura de Comptes, organismo encargado del control del gasto, en 900 millones, una minucia a la que habrá que añadir los casi 50.000 euros que se puede llevar como indemnización por los cinco años en los que ha estado ejerciendo más como censor que como director de Canal 9. Bajo su dirección en los telenoticias de la televisión valenciana el caso Gürtel no existió y cuando no tuvieron más remedios que citarlo nunca adjudicaron el calificativo de imputado a Camps mientras substituían la palabra soborno por la de cohecho de más difícil interpretación para el común de los mortales.

La gaviota ha comenzado a soltar lastre y si para acallar el clamor producido por el paso por los juzgados de algunos de sus dirigentes hay que mentir se miente y se lanzan infundios como los del espionaje y acoso por parte del Gobierno que nunca demostraron y que ningún grupo del Parlamento creyó. Y si hay que sacrificar a personajes del segundo escalón para salvar las cabezas principales se les sacrifica. La hora de los adioses ha comenzado y más de uno en el Partido Popular está continuamente mirando a través de la ventana para ver si desde la calle Génova llega el motorista con su cese en la cartera.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris