Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Se acabó lo que se daba

Mario López
Mario López
miércoles, 26 de agosto de 2009, 08:41 h (CET)
El próximo fin de semana se reanuda la competición nacional de fútbol profesional, inevitable heraldo del nuevo curso escolar, laboral y político que amenaza con echársenos encima de inmediato, irremisiblemente, para devorarnos hasta el último tuétano fresco que aún nos queda por gozar.

La vuelta al cole, a fin de cuentas, no entraña ningún drama pues se enmarca en lo que viene a ser el prólogo al libro de la vida del que el escolar ni tan siquiera sospecha su primer capítulo. Pero la vuelta al trabajo ya es otra cosa. En el caso de tenerlo, revivirás la misma ceremonia tan de sobra conocida de la claudicación silente y necesaria, consistente en cambiar tu tiempo y tu espacio vital por aquella ocupación que te aburre y aliena sin apenas retribuirte con lo suficiente para seguir tirando. Si no tienes empleo, la cosa aún es peor. De vacaciones todos, de alguna manera, somos o parecemos parados, pero en temporada laboral tu situación de exclusión social se hace brutalmente patente. Y duele. Duele casi tanto como la falta de recursos económicos. Nuestro modelo social consiente la coexistencia de la exclusión social masiva con la minoritaria opulencia y, con todo y con ello, tiene la sublime desvergüenza de llamarse democracia. Y en esa democracia estamos, en un nuevo curso político que, sin duda, volverá por los derroteros conocidos. El debate retomará el recuento de casos de corrupción y la porfía de sus exegetas. La globalización seguirá reduciendo la vida pública hasta el absurdo y los ciudadanos cada día se verán menos en el espejo, sencillamente porque con el tiempo se irán haciendo más borrosos. Hoy me siento como cuando, por estas fechas, tenía diez años ¡No quiero que se acaben las vacaciones! Quiero que el 31 de agosto dure mil años o los que me queden por vivir. De verdad, no me interesa para nada la vida esta que nos están dando. Siento como si tuviera un grillo en el estómago y una zambomba en la cabeza ¡Qué matraca!

Noticias relacionadas

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido

El chiste de Whatsapp

​Ocurre muchas veces que una misma gracia, más o menos acertada y casi siempre subida de tono, te llega por varios grupos de chat
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris