Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

¿Este nos quiere gobernar?

Pascual Mogica
Pascual Mogica
sábado, 22 de agosto de 2009, 07:00 h (CET)
A estas alturas de la película los ciudadanos saben que todo esto de las escuchas telefónicas ha sido un montaje para distraernos a todos y que no pensemos en la pintoresca e infantil decisión para intentar dar carpetazo al caso de los trajes de Camps.

La miseria y la ruindad de las personas, en su diario quehacer, puede ser infinita. Puede que a muchos se les hayan pasado desapercibidas las palabras de Mariano Rajoy, cuando refiriéndose a Zapatero sobre lo que está sucediendo en Baleares, ha dicho: “es probable que no se haya enterado de lo que ocurre en Baleares porque está veraneando en un palacete del Patrimonio Nacional en la isla de Lanzarote”. Creo que es obvio decir cuál es la intencionalidad de esta frase. En mi opinión estas palabras no hacen más que demostrar la deteriorada catadura moral, motivada por su crónica frustración, de un individuo que lleva la crítica a extremos tan retorcidos que no hacen más que poner en evidencia su baja calidad política y recurre a este tipo de manifestaciones en un intento ruin y miserable para socavar y desprestigiar a su adversario político. Cuando se oye este tipo de críticas uno no ve en Rajoy más que a un peón de brega más en la cuadrilla del PP, no a un maestro que dé categoría y empaque a la faena.
En lo que a mí respecta, como español de a pie, prefiero ver a mi presidente del Gobierno veraneando en un edificio propiedad del Patrimonio Nacional que ver como hemos visto a otro veranear en lujosos chalés prestados por adinerados empresarios. Al menos Zapatero no se verá obligado a estar agradecido y, si llega el caso, a devolver el favor. En política no es bueno aceptar regalos, bueno sí, a otros les ha salido muy bien, porque el que los acepta se puede ver en la delicada situación de tener que corresponder.
Estoy seguro de que Zapatero sabe muy bien lo que está pasando en Baleares, el único que no lo sabe, o no quiere saberlo, es Rajoy. Pero no debe preocuparse, siempre habrá una solución ad hoc para que nadie salga malparado. Precedentes ya los hay. ¡Vaya si los hay!

De todos modos resulta muy lamentable y preocupante que el aspirante a ser el próximo presidente de los españoles sea un individuo que critica un hecho que no puede tener consecuencia alguna. Muy posiblemente, si alguna vez llega a la presidencia del Gobierno, cosa que dudo y mucho, es que esté pensando en veranear donde lo hacía el otro, Aznar, en un lujoso chalé prestado por un acaudalado empresario. En cualquier caso lo de Aznar es muy normal, no tenía el porqué pasar sus días de vacaciones en una finca propiedad del Estado y despreciar el ofrecimiento de un amigo, que supongo lo sería.

Si con semejante actitud Rajoy se cree con suficiente legitimidad para gobernarnos a los españoles, la verdad, me preocupa y mucho. En principio le noto bastante falto de categoría y clase para serlo.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris