Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Usted es un repugnante español privilegiado (Belén Esteban for president)

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 22 de agosto de 2009, 06:40 h (CET)
Subir impuestos puede ser bueno, puede ser de izquierdas, incluso puede ser socialista, a pesar de que la leyenda del PSOE diga lo contrario. Subir los impuestos a las clases pudientes, a los económicamente más beneficiados, puede tener un claro fin social, elogiable y defendible por los ciudadanos: la redistribución de la riqueza, el apoyo a los desheredados de la vida, la creación de servicios sociales imprescindibles. Todo cuanto sea servir a los más débiles es bueno, aunque se haga con dinero de todos, o precisamente si se hace con dinero de todos.

Para ello son necesarias varias condiciones, por ejemplo tener un gobierno serio, con una visión trascendente de su labor, que tenga un conocimiento apreciable de la realidad y de lo que es necesario hacer para trasformarla. Creo que al menos la primera de las condiciones que he nombrado no se cumple. Cuando un gobierno basa su política económica en parches, en soluciones parciales y poco pensadas, en gestos no destinados a terminar con los males sino a contentar a los votantes menos críticos, entonces vamos mal y las cosas tienen difícil remedio. Dilapidar 1.200 euros por aquí, 400 de deducción por allá, regalar una bombillita por acullá son hitos que marcan el camino de la perdición. Y si la improvisación se remata con otros cuatrocientos euros a los parados de agosto, pero de pronto no sólo a los de agosto, acabamos en la subida de impuestos con la que el gobierno nos amenaza a las clases económicamente poderosas.

Porque no se me atolondre usted, amigo lector. Casi sin duda alguna reúne usted las condiciones necesarias para que Zapacero le suba los impuestos. Sí, usted es un privilegiado económico. Porque el despilfarro que supuso entregar millones y millones a los bancos (no, no se me había olvidado nombrarlo antes, lo guardaba para ahora) tenemos que pagarlos todos los ciudadanos. O casi todos, vaya. La banda de ingresos de los españoles, de los que en realidad sólo una ínfima cantidad gana dinero suficiente para ser considerado privilegiado, es tan estrecha que o se nos sube a una gran mayoría o no hay suficiente dinero para cubrir tanto estropicio. Naturalmente ese pequeño grupo de españoles privilegiados que gana dinero en cantidades importantes no figura en ninguna nómina, con lo cual nadie va a tocar sus impuestos.

Nos van a tocar las narices, los cataplines y, lo que es peor, los bolsillos. Gracias, ZapaHuero, por tu defensa de las capas medias. Nunca el socialismo cayó tan bajo, sirvió tan torpemente a la Humanidad ni fue tan antiobrero como con este gobierno. Que tengan los actuales dirigentes del PSOE la cara dura de llamarse socialistas y obreros hará sonrojarse a Pablo Iglesias y a Largo Caballero. Zapatero tiene de socialista lo que yo de novelista, el deseo frustrado. Sin embargo dentro del partido el silencio reina, la claudicación es la moneda habitual y la genuflexión es el saludo habitual entre los miembros y los dirigentes.

Eso sí, enseguida sacarán una ley anticlerical con la que atrapar moscas votantes; enseguida sacarán una nueva ley de apoyo a los transexuales zurdos; inmediatamente se inventarán un decreto ley por el que prohibirán la corbata en los actos públicos, como símbolo que es de la clase dirigente acomodada y antiobrera, y, zapatrás tris tras, la crisis desaparecerá, hablaremos de otros temas y ZapaHuero volverá a ganar las elecciones. Eso sí, contando con una oposición inexistente, inerte, intermitente, ineficaz e irrelevante y con un pueblo votante que vota a cualquiera que salga mucho en la tele. Ánimo, Belén Esteban, a por ellos.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris