Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Disputa diabla

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 19 de agosto de 2009, 03:30 h (CET)
Tras que la concursante peruana a Miss Universo se presentó con la vestimenta de la diablada, el gobierno boliviano ha decidido lanzar una campaña internacional para rechazar ello y reivindicar esa indumentaria como propia. Ha invertido $16,000 en spots en la CNN y Telesur mientras anima demostraciones y posiblemente una demanda internacional.

La Paz incentiva esta campaña contra Lima como una manera de reforzar la hostilidad que hay entre Morales y Garcia.

En Bolivia se podrá azuzar la tesis que la diablada nació en dicho país. Sin embargo, ésta tiene sus orígenes en la época en la cual el entonces Alto Perú (hoy Bolivia) y Perú eran parte del mismo Estado. La diablada es una danza que anima los festivales del norte y del sur de la cuenca del Titicaca, desde la Candelaria de Puno hasta el carnaval de Oruro.

He presenciado desde muy joven como peruanos y bolivianos cruzan las fronteras para participar en una serie de danzas que les une.

Al margen de en qué pueblo exacto nació o se perfeccionó esta danza, es útil recordar que la diablada - al igual que la papa, el quechua, el aymara, la coca, las balsas de totora, la llama, la alpaca y los vestigios culturales incas y tiwan acos- es algo que tradicionalmente ha servido para unir y no dividir a los pueblos del altiplano.

Noticias relacionadas

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños

La dictadura de Amazon

Nueva York y Virginia serás las dos ubicaciones de la sede

De idiotikos y politikois

En la antigua Grecia los asuntos de Estado concernían a todos los habitantes de la “polis”

La vieja heroína del barrio

La Policía da la alarma, y varias instituciones que combaten la drogadicción y asociaciones vecinales lo corroboran: la heroína ha llegado de nuevo a los barrios

Marx y los vacíos por colmar

El marxismo-leninismo malogró, y continúa haciéndolo, todo cuanto de acertado propusiera Marx
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris