Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

El sueño de una noche de verano, de ZP…

Pascual Falces
Pascual Falces
martes, 18 de agosto de 2009, 00:56 h (CET)
Esta crónica no es una observación, según se acostumbra, a través del catalejo. Ya, que éste, se encuentra en revisión de mantenimiento aprovechando las vacaciones del cronista. De este modo, en septiembre, que ya está como quien dice, a la vuelta de la esquina, volverá a ser el viejo y fiel instrumento reajustado en todos sus mágicos mecanismos. Así, se seguirá oteando el penoso panorama nacional que se observa desde las alturas del Pico de la Pala, entre las cumbres de la Sierra de Guadarrama. Macizo que es frontera natural entre las dos Castillas, y con Aragón al fondo (a partir de Ariza, la antigua aduana entre los dos Reinos abatida por el matrimonio entre Isabel y Fernando, -los Reyes Católicos para los que estudiaron ESO, LOGSE, y similares anulacerebros-).

En su cómoda, real, y gratuita Residencia de verano a cuenta del exhausto erario público -tambaleante por su forma de conducir la crisis-, ZP –según filtración al uso- ha tenido una ensoñación delirante, después de conciliar el sueño por haber tomado un comprimido sublingual de LORAZEPAN. Lo cierto es que al apagar la luz y cerrar los ojos, por su mente pasaron las dificultades que le aguardan al volver a Moncloa. Pero, la pastilla hizo su efecto, y un sueño placentero se apoderó de él haciendo aflorar quiméricas soluciones para sus problemas. No para los de los españoles, que, como bien se sabe, se le dan una higa.

En sueños ha contemplado que España es Venezuela, con un gobernante que sí que sabe como estrangular un país sin que se note a simple vista. ¿La fórmula? la revolución bolivariana, o lo que es lo mismo, el Socialismo del Sigo XXI, o sea “socialismo up to date” que se dice en inglés. Un “aló presidente” comunicativo y más que popular que convence a la gente. Perfecto. Que controla la calle y los medios, además de la educación a todo nivel. ¡Qué torpes los ministros en que he confiado!, y qué pesados los “carcas” y “fachas”. ¿Se callarán de una vez?... Y, en el sueño, se callaban; Amén, Jesús. Y ¡qué fama internacional la suya!... todos le reciben con brazos abiertos y la gorra en la mano –hacia arriba-. Bueno, no todos, pero eso ya lo tengo resuelto, siguió diciéndose en sueños. ¡Tengo a Obama en el bote!...Y, también, la calle va a ser mía. En cuanto Rubalcaba monte con mis once millones y medio de votantes, los “comités para defensa ciudadana” como en Cuba, Ecuador y Venezuela.

¿Qué el moro quiere media España?... es cuestión de negociar “como sea”. Más derechos tienen ellos para reclamar Andalucía, que los catalanes o los vascos en Cataluña o el País Vasco. Inventos envidiosos y “sacacuartos” los dos; si no fuera por los votos… me iban a conocer. ¡Qué deslumbrante ceremonia sería la restitución de la Alhambra, o la mezquita de Córdoba, a sus legítimos herederos. Vamos, la de Gibraltar, cosa de niños... Me sacaban en hombros, como a José Tomás. Nunca he comprendido los afanes de la llamada Reconquista, y mis hijas no conocen más reyes “católicos” que Melchor y Gaspar.

¡Qué satisfacción ver al ejército español ocupado en salvaguardar la paz en el mundo –donde le llamen- en lugar de hacer “ruiditos” con los sables por las Sala de banderas de los cuarteles!... Y soñaba, además, que la “católica” España, había estrenado, ¡al fin! el laicismo, y los curas y procesiones, y demás zarandajas, se quedaban en su casita, tranquilos, sin estorbar en una calle dominada por el orgullo de ser gay, o por las colas de muchachas esperando abra la farmacia para conseguir –gratis- la famosa pastilla del “día de después”. “Primera cita y a la cama”, al fin se ha impuesto, sin remilgos, y así la juventud ha llegado a venerarme y a respetar como a quien quiere el bien para todos, menos para España. Y hubiera seguido soñando… pero un grito de Sonsoles medio le despertó: ¡José Luís, son las diez, y te espera Obama –huésped de La Mareta-, para el partido de baloncesto con los escoltas!...

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris