Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Charles Manson y Sharon Tate

Pili S. Montalbán
Redacción
lunes, 17 de agosto de 2009, 08:17 h (CET)
Se cumplen 40 años del asesinato de Sharon Tate, de su hijo en gestación y de sus acompañantes. Homosexual hasta su boda, con un impresionante currículum delictivo, drogadicto, violador, ladrón… Charles Manson se vinculó al esoterismo y a varias sectas, entre ellas la Iglesia de Satán de Anton Lavey.

El móvil del múltiple e inhumano crimen no está claro, pero no es casual que mientras Lavey celebraba la primera boda satánica, se fundase la “familia” de Manson. En ese mismo 1967, Roman Polansky, marido de Tate, rodaba “La semilla del diablo”, película en la que una mujer queda embarazada del propio Satanás, poniendo a los ojos de todo el mundo la existencia del culto satánico y por tanto de Satanás mismo. Manson, ¿instrumento de la venganza del demonio? Sea como fuere, el satanismo no deja de crecer a pesar de que sus consecuencias no sean muy alentadoras. Parece que el hombre de hoy trata de adherirse a doctrinas extrañas que le causan infelicidad, pues la arrastran al delito y a separarse de Dios. Doctrinas que le sumergen en un estado latente de condenación y del que, a pesar de todo, pueden desligarse gracias a la ayuda del que se enfrentó a la muerte para darnos la Vida. Iglesia por Iglesia, siempre será más rentable aliarnos con el Dios-Amigo que con el Demonio-Enemigo: seductor para procurarnos malestar en la tierra y el infierno eterno. Si no que se lo digan a Manson, cuya paga ha sido 40 años de cárcel y la convicción de que no tiene nada de lo que arrepentirse.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris