Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

España y Venezuela, la conjunción interplanetaria anunciada por Leire Pajín

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 17 de agosto de 2009, 07:38 h (CET)
La imagen de periodistas de diversos medios de comunicación venezolanos, que no de la COPE, siendo apaleados, pocos días después de que el Ministro de Exteriores de España afirmara que la libertad de expresión en Venezuela era “satisfactoria”, por las hordas sin civilizar del socialista Hugo Chávez Frías han dado la vuelta al globo. Un Hugo Chávez ahora dedicado en cuerpo y alma a imponer a través del Parlamento -como si mayoría fuera sinónimo de Justicia o democracia- la Educación para la Ciudadanía. El objetivo, que Chávez, a diferencia de Rodríguez Zapatero, no oculta bajo eufemismos o excusas, formar las conciencias de los niños en el “Socialismo del Siglo XXI” y “crear el hombre nuevo”. O, lo que es lo mismo,” secuestrar el alma de los niños”, en palabras del socialista ministro Maravall en los 80. Laicismo radical ó religión de Estado, control total del Estado que aplasta el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, persecución contra los medios de comunicación que en horario infantil ofendan a los críos según la moral chavista, contenidos marxistas, reescritura de la historia, educación en la moral del Estado de las indefensas criaturas… ¿les suena? Primero fue Rodríguez Zapatero, luego Chávez. La única diferencia es que allá, en Venezuela, la oposición ha abandonado el parlamento y la gente se está echando a la calle. Aquí toda la izquierda que presume de demócrata, inclusive UPyD, apoya el engendro totalitario y el PP, centradísimo, protesta cada vez menos. En Venezuela el alcalde de la capital llama a la desobediencia civil contra una ley totalitaria. Aquí el alcalde capitalino instala radares para recaudar más dinero.

Pero volvamos a la prensa. El delito de los periodistas golpeados en Venezuela: repartir octavillas en defensa de la libertad de expresión en Caracas. Todo ello después de que el tirano clausurase hace unas semanas 34 emisoras de radio desafectas del Régimen. Algo intolerable para la progresía venezolana, la cual pugna por sustituir en riquezas y prebendas a la burguesía de toda la vida. Así que a palos, que es como el socialismo -la única libertad de expresión que respeta es la de aquellos que piensan como al tirano de turno le gusta- ha tratado y tratará siempre a los disidentes. Ayer y hoy. La diferencia, de grado. Unos quieren encerrar a periodistas en "habitaciones sin Estado de Derecho" y otros los apalean directamente. Unos cierran emisoras de radio por decreto, otros presionan a la propiedad para que ésta expulse de la radio a los cuatro que molestan. En España las teles ya están todas, sin excepción, tomadas por el poder, así que no es necesario enviar a los camisas pardas de ERC a encadenarse a ningún lado y los periódicos, después de décadas de LOGSE, no se engañen, ya casi nadie los lee. De ahí que el periódico de la extrema izquierda quisiera nacer, según declaró en su día su director, sin editorial. Fotos muy grandes y un gran titular en colores, como en los tebeos. Muy chavista.

Osmel Brito-Bigott, dirigente liberal venezolano es ahora un preso político. Osmel, duramente golpeado por sus captores, osó recriminar a los militares el cerrar los accesos a Caracas por orden gubernamental, con el fin impedir que el pueblo se manifestara en contra del cierre indiscriminado de medios de comunicación. (¿Recuerdan los autobuses retenidos en controles en carreteras españolas en días de manifestación?) Un juez militar, que ya se sabe que sin el concurso de docentes, intelectuales, artistillas en busca de subvención y también juristas ideologizados los totalitarismos jamás lograrían triunfar, ha ordenado su ingreso en el penal militar de Ramo Verde en tanto en cuanto no se celebre, pese a ser Osmel civil, juicio militar, lo cual, a decir de sus abogados, podría dilatarse en el tiempo.

No es Osmel el único ciudadano inocente detenido por las fuerzas chavistas. El acoso contra los que opinan distinto no cesa. Lo de las escuchas ilegales tan de moda en España en Venezuela, en donde al socialismo le da igual no guardar las formas, ni preocupa ya. A mí esto de las detenciones de opositores venezolanos, qué quieren que les diga, me recuerda esto mucho a los populares detenidos en la operación propagandística de turno y luego puestos en libertad y absueltos.

Sin duda Leire Pajín, la proletaria de los 598 euros diarios cuando se siente en un escaño en el Senado, antaño cámara de altísimo nivel intelectual, tenía razón cuando hablaba de evento interplanetario y conjunción estelar. Pero se equivocó de dirigentes. La coincidencia entre Chávez y ZP, a quienes tan sólo diferencian las formas pero en casi nada el fondo, es total. Pues que uno presida la UE y el otro la OEA. Sería la caraba.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris