Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

El PSOE perdido en sus propios enredos

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 15 de agosto de 2009, 07:54 h (CET)
La histriónica señora Fernández De la Vega, la musa de la moda del PSOE, está en su salsa cuando puede representar el papel de dama justiciera y persona admonitoria atacando al partido de la oposición, el PP, atribuyéndose la credibilidad que se cree que le otorga representar a un partido que no ha dejado de engañar a los españoles desde el mismo momento en que, en mala hora, se hicieron con el gobierno de España. Tampoco el señor Rajoy y su equipo se han esmerado demasiado en ponérselo difícil porque, si la primera no dice una verdad ni que la expriman ( algo verdaderamente difícil si se tiene en cuenta su magrura) los de Rajoy no dan una en el clavo y, cuando se salen de una trampa caen inmediatamente en la siguiente; con lo cual, como ya muchos nos imaginamos cuando hicieron “limpieza” en el partido –prescindiendo de aquellos que verdaderamente luchaban por mantener sus principios –, han conseguido que la ineptitud flagrante de ZP y sus ministros para conducirnos a través de la recesión, despilfarrando a manos llenas los dineros públicos, pase inadvertida para la mayoría de la ciudadanía que prefieren fijarse en lo anecdótico ( unos presuntos corruptos de los que, por desgracia, todos sabemos que los hay en cualquier partido político) que han sido tomados como rehenes por los socialistas para que les sirvan de camuflaje que disimule sus errores de gobierno y les ayuden a ganar tiempo que es, en definitiva, de lo que se trata.

No obstante, yo lo que quisiera que nos explicara a todos, la señora De la Vega, si pudiera ser de una manera inteligible y sin que nos tomara a todos por imbéciles, algunas de las noticias que encontramos en la prensa diaria para las cuales no encontramos explicación alguna y, no obstante, desde el señor Zapatero a cualquier miembro de su Ejecutivo, parece que ya nos están anunciando para España la tan anhelada recuperación de nuestra economía. Cierto que se están dando noticias alentadoras de Francia y Alemania y, en EE.UU, el señor Obama parece que está convencido de que ya se ha llegado al fondo del agujero y que pronto empezará la recuperación. Aparte de que estamos convencidos de que este optimismo se debe a la urgente necesidad de inspirar confianza a la ciudadanía más que a una mejora de la situación mundial; lo que sí es cierto es que, contrariamente a lo feliz y confiado que estaba Zapatero al principio de la crisis, cuando él no creía en ella; España, hasta este momento, es la que peor lo está pasando como consecuencia de la recesión y que, aquella fortaleza de la economía y del sector financiero español de la que alardeaba ZP en la conferencia de Washington, no ha resultado ser más que un brindis al Sol propio de alguien que quiere destacar aunque para ello tenga que farolear sin base alguna.

Entrando en harina, nos gustaría saber el porqué, siendo la obra pública un tradicional remedio empleado en contra del paro; en España, según hemos podido constatar, la licitación de obra pública ha caído durante el primer semestre del 2009 un ¡56%! Tampoco parece que las comunidades autónomas, a pesar de las ayudas recibidas, se estiren demasiado en este aspecto, ya que los datos de obras promovidas también han descendido un 20’8% respecto al primer semestre del 2008. Mucho nos tememos que esta disminución tenga mucho que ver con las enormes partidas a cargo de las arcas públicas que se están viendo obligados a distraer para el pago de los intereses de la Deuda Pública, el pago de la sangría del paro y para cubrir el dislate de la financiación autonómica, una sanguijuela implacable que se nutre del chantaje al Gobierno a cargo de las comunidades separatistas. A cambio, todo el sector municipal está entrampado hasta la coronilla, sin que los famosos 8.000 millones que se destinaron a obras menores, innecesarias la mayoría, haya servido para otra cosa que para mejorar algunos servicios y estructuras secundarios; sin que valieran ni para crear nuevo empleo (los contratistas utilizaron su propio personal para ello) ni para paliar las enormes deudas de los ayuntamientos, muchos de ellos al borde de la quiebra. ¡Estas y no otras, señora de la Vega, deberían ser sus prioridades!

Otro tema que quisiéramos que se nos aclarase. ¿Qué está ocurriendo con el PIB en España? El que haya caído un 4’1% en el segundo trimestre de este año, su mayor desplome interanual, no nos concuerda con el optimismo con el que, tanto ZP como su equipo, se está empeñando en trasmitir a la comunidad española. El INE, con ánimo seguramente, de camuflar el fiasco, habla de desaceleración “menos pronunciada”
(¿cuándo dejarán de querer justificar los datos económicos pésimos, con esto de la desaceleración?. Es evidente que, cuando peor está un país, el ir a peor se hace más difícil, como ocurre con el desempleo, porque siempre queda un nivel mínimo del que es difícil bajar so pena de que se produzca una verdadera catástrofe. No obstante sixcho instituto acaba por dar la campanada al anunciar una caída del PIB, del 4’1%; sin duda, el peor registro en un trimestre desde el año 1970. Hasta el Banco de España, la institución más fiable en sus pronósticos, se esperaba una caída menor.

También sería conveniente que la vice de la Vogue, nos comentara el truco que se han sacado de la mano para que, esta ayuda de 420 euros mensuales a los parados sin otros recursos, esté condicionada a que los beneficiarios se apunten a cursos de reciclaje o sea, deberán cumplir el requisito de “participar en itinerarios activos de inserción”; aclarémoslo, que deberán inscribirse “como demandantes de empleo que reciben cursos de formación”, lo que, como todos ustedes deben ya haber imaginado, tiene truco. Si, señores, de esta forma se sacarán 300.000 parados de las encuestas de paro confeccionadas por el ministerio de Trabajo, para pasar a incluirlos en el grupo de “demandantes de empleo que reciben cursos de formación” a los que el señor Corbacho ha decidido no considerar personal en paro. No se extrañen pues si, dentro de un mes, se anuncia a bombo y platillo que el paro ha bajado en 300.000 trabajadores lo que se atribuirá, sin duda alguna, a la “buena gestión del gobierno de ZP.

Y ya puestos, no estaría mal que ZP nos aclarara el motivo de su apoyo a los Sindicatos en su oposición fulminante a una flexibilización de plantilla y una reducción de salarios (el IPC ha entrado en deflación del –1’4%), para asegurar la supervivencia de las empresas cuando, precisamente por no poder hacerlo y no permitir a estas reducir costes; ahora estamos pagando el enorme peaje de los cientos de miles de industrias condenadas a cerrar y despedir a todo su personal. Lo que resulta incomprensible e insolidario, en tiempo de crisis, es que los convenios colectivos firmados hasta la fecha hayan supuesto un aumento salarial promedio del 2’67%, cuando el IPC ha disminuido en un 1’4%.

La “equidad” de que presumen los socialistas sitúa a unos, los beneficiados, los que tienen trabajo, muy por encima del aumento del coste de vida; mientras los otros, los perjudicados, tienen que acogerse al desempleo y, en algunos casos, a cobrar la miseria de los 420 euros mensuales de limosna que les da el Gobierno. Aquel mismo que se comprometió a garantizar el pleno empleo y que se revolvió como una fiera, cuando alguien le pidió moderación en sus despilfarros sociales. Ahora, ni hay pleno empleo ni se puede garantizar a los trabajadores su empleo, precisamente por la estulticia e incompetencia de los que nos gobiernan.

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris