Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   PRETEMPORADA / TROFEO DE LA CERÁMICA   -   Sección:   Fútbol

El Trofeo de la Cerámica vuela hacia Italia (1-2)

El Genoa tuvo más pegada que un Villarreal voluntarioso
Redacción
jueves, 13 de agosto de 2009, 23:04 h (CET)
El Genoa se impuso al Villarreal y se llevó el X Trofeo de la Cerámica. Sculli y Crespo adelantaron a un Genoa con más claridad de ideas en los últimos metros. Pirès redujo diferencias de penalti pero el marcador ya no se movió. Oliva detuvo una pena máxima a Crespo

FICHA TÉCNICA
1- Villarreal C.F.: Oliva (3); Ángel (1), Gonzalo (2), Marcano (1), Javi Venta (0); Bruno (1), Ibagaza (1); Pirès (2), Fuster (1), Cani (1); Jonathan Pereira (2)
2- Genoa CFC: Amelia (2); Biava (1), Bocchetti (2), Moretti (2); Marco Rossi (1), Milanetto (2), Zapater (2), Modesto (2); Mesto (3), Crespo (2), Sculli (2)
Cambios : En el Villarreal C.F. Marcos Senna (2) por Ibagaza (min.46), Joan Oriol (2) por Javi Venta (min.46), Marco Rubén (1) por Llorente (min.59), Marcos Gullón (2) por Bruno (min.59), Cristóbal (2) por Pirès (min.75) y en el Genoa CFC Rodrigo Palacio (1) por Mesto (min.59), Figueroa (1) por Crespo (min.69), Fatic (1) por Modesto (min.75), Esposito (1) por Moretti (min.78), Parfait Louis (1) por Milanetto (min.85)
Goles: 0-1 Scully min.22, 0-2 Crespo min.47, 1-2 Pirès min.61
Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano) (2). Amonestó en el equipo local a Javi Venta (42´) y Ángel (52´). En el conjunto visitante amonestó a Biava (12´) y Sculli (49´).
Incidencias: 11.000 espectadores en el Estadio El Madrigal. Terreno de juego en perfectas condiciones. Partido perteneciente al Trofeo de la Cerámica. Antes del pitido inicial ambos equipos hicieron un minuto de silencio en honor a Dani Jarque.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Oliva y Mesto
Fueron los mejores de su equipo. Mesto desequilibró y fue un incordio por la derecha. Su primera mitad de sobresaliente. Xavi Oliva paró un penalti haciendo gala de una estirada llena de reflejos. Lo mismo hizo en un lanzamiento de golpe franco directo. Buen debut del ex-orellut en El Madrigal.
Lo peor: El Submarino, con poca pólvora arriba
El Submarino bombardeó a su colega italiano, el problema es que sus misiles carecieron de pólvora y no pudo derribar el entramado transalpino. Pese a que Jonathan hizo un buen papel, eso no fue suficiente...Con Llorente, Rossi y Nilmar será otra cosa.
El dato: Al Trofeo de la Cerámica le gusta Italia
La temporada pasada se lo llevó el Udinese y este año el Genoa. Parece ser que al Trofeo amarillo le tira Italia...
Manuel Monfort / Enviado a El Madrigal

Ya llamaba la atención su cartera de fichajes: Crespo, Rodrigo Palacio, Zapater, Moretti, Amelia...Una inversión alta con el fin de poder contrarrestar la “fuga” de Diego Milito y Thiago Motta. Pero, en El Madrigal se vio un Genoa que es mucho más que eso.

Se vio a un equipo bastante bien ordenado atrás y muy veloz al contragolpe. El 3-4-3 con el que formó Gasperini le permitió a sus pupilos ocupar muy bien todo el campo. La defensa de tres ayudada por dos carrileros largos que se agrupaban con los dos pivotes cuando la situación así lo requería. Un extremo derecho llamado Mesto que aportó mucho desborde y velocidad por la banda. De Hernán Crespo ya no hay que descubrir nada, siempre con la caña preparada tal y como ha demostrado hoy. Sculli se fue de Villarreal con gol y con mucho peligro en sus botas. Y en la recámara Rodrigo Palacio, un viejo objetivo de deseo de Tkiki Beguiristáin y que a punto estuvo de traerlo para el Barça hace varias temporadas.

El Villarreal fue incapaz de parar, sobretodo, a este tridente: Mesto, Crespo, Sculli. Acuérdense de estos tres porqué tienen más peligro que John Wayne en el oeste. El carril del ocho fue un territorio beneplácito para Mesto, que se deshizo de Javi Venta como si nada. De las botas del “veinte” del Genoa nacieron las acciones más peligrosas, previo aviso al gol, pero ni Crespo, ni Sculli lograron transformar sus intentos en esa alegría llamada gol.

La compasión de los de Génova se terminó cuando el partido se acercaba al ecuador de la primera parte. Fue ahí cuando Zapater botó un corner medido a encontró la cabeza de Sculli, que dirigió su remate potente y colocado hacia el segundo palo. Y Ángel con las manos en la cabeza. Normal, era él quien tenía que hacer la marca al autor del gol, pero se despistó y luego pasan estas cosas. Obviamente, un error bien vale un gol en contra...

Carencia de mordiente arriba
Lo cierto es que el nuevo proyecto amarillo le puso ganas, coraje e insistencia, pero le faltó mayor claridad en los últimos metros. Estuvieron los jugones –Pirès, Ibagaza, Cani– pero faltaron más pistoleros arriba. Valverde apostó de inicio con Jonathan sólo en punta y con Fuster por detrás. Error. Jonathan como única referencia estuvo muy perdido puesto que es un delantero que gusta más de tener a alguien por detrás.

Dicho y hecho. Salió Marco Rubén en la segunda parte, un delantero acostumbrado a vivir cerca de los porteros, y “Jony” lo agradeció. Se le vio más suelto, con libertad, mostrando su velocidad y abriendo huecos en la defensa italiana. Pero eso ya es adelantar acontecimientos. Antes hay que desfragmentar el rendimiento ofensivo del Submarino en la primera mitad y tan sólo es destacable un cabezazo de Gonzalo, muy intencionado, buscando la escuadra izquierda de un Amelia que tuvo que lucirse para evitar que el empate subiera al marcador.

Crespo firmó la sentencia y Pirès fabricó la esperanza
Tras la reanudación Valverde movió banquillo. Senna y Joan Oriol por Javi Venta e Ibagaza. Se esperaba una reacción, pero nada más lejos de la realidad. Lo que llegó fue la carga de tener que arrastrar con otro gol en contra o lo que es lo mismo, tener el partido más cuesta arriba si cabe. El segundo tanto se lo fabricó, se lo guisó y se lo comió Hernán Crespo. El experimentado delantero argentino recogió un rechace y tras zafarse de Marcano con un recorte pisó el área local para cruzarla por el segundo palo y rasita al fondo de las mallas. Hay quien no se olvida nunca de marcar y ese es "Valdanito".

Sin embargo, cuando más feas estaban las cosas llegó la chispa que volvió a encender la llama de la esperanza. Milanetto evitó con la mano una internada de Pereira, el árbitro lo vio y señaló la pena máxima. Pirès, que fue el ejecutor del penalti, vio como Amelia le adivinó la intención pero esto no fue suficiente como para evitar que su lanzamiento no acabara llorando en las redes. Era el 1-2. El gol que animó al Villarreal y al partido también.

Tras el gol de Pirès llegaron los mejores minutos del Villarreal. La movilidad de los de amarillo hacía trabajar a los zagueros transalpinos, que se las tenían que ver con la picardía de Jonathan, con la calidad de Pirès, con las llegadas desde atrás de Joan Oriol...Mucho trabajo en la segunda parte para el Genoa debido a que enfrente tuvo a un Submarino en mejoría con respecto al primer acto.

Se olía el tercero pero...Oliva paró un penalti y se rompió el partido
No obstante, cualquier atisbo de remontada se apagó de sopetón cuando Mateu Lahoz señaló otra pena máxima, aunque esta vez en la otra área por un claro derribo de Joan Oriol sobre Marco Rossi. En las gradas ya se leía la sentencia definitiva, pero entonces apareció la figura de Oliva, que con una gran estirada evitó que Crespo volviera a mojar.

A raíz de ahí, el partido se rompió ya definitivamente. Ambos equipos dejaron de lado la táctica y el centro del campo dedicándose en su lugar a bombardear balones al área continuamente. En un golpe franco directo, Milanetto, buscó con mucha picardía la escuadra pero apareció nuevamente “San Xavi” sacando una gran mano. Gran partido, por cierto, del ex del Castellón en su debut como jugador amarillo en El Madrigal.

Los técnicos, muy fieles a las probaturas de la pretemporada, movieron a todo su banquillo. Los pupilos del filial dieron mucha frescura e ideas nuevas al Villarreal. Buena labor de Marcos Gullón, Joan Oriol y Cristóbal, cuyo buen papel en el filial no fue una casualidad. El submarino tuvo la última con un cabezazo de Gonzalo que se marchó por arriba de Amelia y además, reclamó un claro penalti no pitado de Esposito sobre Marcano, pero Mateu Lahoz se hizo el sueco. Finalmente, el Trofeo de la Cerámica volará nuevamente, como hace una temporada, hacia Italia...Mientras tanto, de aquí una semana espera la nueva UEFA, la Europa League, con partido a la vista ante el NAC Breda en Holanda. Ahí ya no hay amistosos...

Noticias relacionadas

Lemar alarga la recuperación del Atleti

Los de Simeone sellan la victoria en el Coliseum con un doblete del francés

El Real Madrid vence al Espanyol a menos revoluciones

Sin el gran ritmo de su reciente duelo ante la Roma, los blancos también lograron la victoria para situarse líderes a la espera del Barça

Una Real con nueve vence al Huesca gracias a Mikel Merino

El partido pudo haberlo ganado cualquiera de los dos contendientes

'Manita' del Sevilla para iniciar el camino a la sexta

Subsanando los errores en LaLiga

El Betis domina en Grecia, pero no culmina

Los de Setién empatan sin goles con Olympiacos en su vuelta a Europa cuatro temporadas después
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris