Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Sin vacaciones

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 12 de agosto de 2009, 00:55 h (CET)
Para los que nos gusta el deporte, la llegada del verano se hace difícil porque perdemos el fútbol, el baloncesto, el balonmano… Cualquier deporte descansa en verano, aunque por suerte siempre tenemos algún campeonato europeo, un mundial o sino, siempre nos quedará el ciclismo.

En realidad no es tanto tiempo el que pasamos sin deporte. Las ligas acaban en mayo-junio y, a principios de julio ya tenemos de nuevo entrenando a los deportistas.

Pero parece que nadie ha pensado en los sufridos aficionados. Sólo un mes para descansar de toda la tensión acumulada durante una temporada entera o sólo un mes para soñar y fardar por la éxitos conseguidos por nuestro equipo.

Alguien debería plantearse esto seriamente porque no se trata sólo de ver a un equipo por la televisión o en el campo. Que algunos dirán, si es una afición, qué tiene de malo para necesitar vacaciones. Pues no tiene nada de malo, pero ser aficionado requiere constancia y sacrificio y muchas veces no se ve recompensado.

Animar bajo la lluvia a unos jugadores que llevan cinco jornadas consecutivas perdiendo, no es algo que hagan todas las personas. Los síntomas del buen aficionado se siente, no hace falta un médico que lo diagnostique. Los nervios cada domingo por la tarde al encender la radio, bajar el volumen cada vez que el rival ataca, mirar hacia otro lado cuando hay un penalti.

Ir a un estadio provoca acumulación de adrenalina y el verano nos relaja. Nos da tiempo para que hagamos deporte nosotros. Para que cojamos las palas y nos sintamos Nadal mientras volamos por encima del agua para darle a la pelota o nos rebocemos en la arena defendiendo un punto bajo la red.

Sin embargo, al volver a casa no hay deporte. Y se hecha de menos. Hay que ser fuerte para aguantar la adicción al deporte. El placer de tirarse al sofá y cambiar de canal pero no dejar de ver: deporte. Los aficionados no tenemos vacaciones y aunque deberíamos tenerlas y pagadas por nuestros ídolos, casi creo que si ellos no las tienen y continúan jugando todo el año, ya sea verano o navidad.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris