Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

"Algunos" cargos públicos

Jesús Molíns (Zaragoza)
Redacción
lunes, 10 de agosto de 2009, 19:38 h (CET)
Fijaros, escribo “algunos”, pues la gran mayoría no lo son y hablo de “cargos públicos”, pues no se les puede llamar políticos, ya que el político de sentimiento, de ideas y de vocación, nunca actuaría de ese modo.

Hace ya muchos años, que los partidos políticos mayoritarios se han olvidado de ser eso “partidos políticos”; convirtiéndose simplemente en simples maquinarias electorales, dejando atrás sus pensamientos e idearios, basando su acción en el estudio del mercado y la búsqueda del resultado electoral.

A lo largo y ancho de la provincia de Zaragoza, desde comarcas vinícolas, a pueblecitos de las riberas del Ebro, del Huerva, del Jalón, pasando por los secos Monegros, bajando hasta campos de corporales, etc. Nos podemos encontrar con diferentes cargos públicos que con su gestión al frente de la institución que dirigen, su actitud, comportamiento, educación, formas, etc., demuestran que no tienen nada que ver con las ideas y postulados del partido al que pertenecen.

Que en los partidos de derechas, existan personas o cargos públicos prepotentes, intransigentes, narcisistas, etc.,. . . la de aquel. Pero si esto sucede cuando dichas personas pertenecen a partidos de izquierda . . .

¿Por qué pasa esto? Como consecuencia de que lo partidos se han convertido en meras maquinarias electorales y que estas personas sin ideario político y con un enorme “ego”, se están valiendo del partido para conseguir sus logros y aspiraciones personales, no importándoles nada el color o las ideas del mismo.

Su objetivo es militar en un partido que toque poder, para así asegurarse el cargo, liberalizarse laboralmente y vivir de la política.

Por eso, luego nos encontramos con que dichos cargos, basan el ejercicio de su gestión política y administrativa en actitudes narcisistas, personalistas e incluso prepotentes.

Ejercen políticas totalmente neoliberales, privatizan y externalizan servicios públicos, no consideran que sus empleados públicos deban de contar con un convenio (o pacto) laboral propio, no piensan que deban de estar equiparados en derechos al resto de empleados públicos de otras administraciones pero sí en los deberes, obligaciones, incompatibilidades, los presionan, etc.

Estas actitudes no tienen nada que ver con un buen político y menos de izquierdas.

Pablo Iglesias, decía: “los valores que defendemos son los de la solidaridad, la fraternidad, la igualdad, la libertad, la honradez y la firmeza” “No somos socialistas para amar en silencio nuestras ideas, ni para recrearnos con su grandeza y con el espíritu de justicia que las anima, sino para llevarlas a todas partes y convertirlas en derechos y libertades para todos y todas”.

Harían bien los partidos, en estudiar con profundidad a la hora de elaborar sus listas electorales, a la hora de decidir quien forma parte de las mismas, a que personas se elige o reelige para que las encabecen.

De la conducta, ideología, proceder y buen hacer de estas, depende la imagen del partido y su credibilidad ante la ciudadanía.

Noticias relacionadas

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.

Cada día se suicidan diez personas en España

Carrera a favor de la prevención de las muertes por suicidio

Depredadores sexuales

Las mujeres siempre encontrarán en su camino felinos agazapados dispuestos a destruirlas en sus garras sedientas de sexo

Bélgica, condenada por vulnerar derechos humanos

A. Sanz, Lleida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris