Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Noche de verano en Madrid

Mario López
Mario López
viernes, 7 de agosto de 2009, 06:50 h (CET)
Anoche estuve con mi hijo en el Club de la Comedia de la plaza de Santo Domingo. Los cómicos son amigos del chaval y, aparte de uno de ellos que se deslizó en un espectáculo absolutamente fascista –sin matices-, pues estuvo muy bien. Nos tomamos un par de copitas, nos reímos y charlamos con Caco –el maestro de ceremonias-.

Salimos, pasada la medianoche, y mi crío se fue a buscar a su hermano pequeño para ir a escalar al rocódromo. Me pareció una idea loca, pero fascinante. Yo me tuve que retirar a casa porque madrugo y doy clase de nueve de la mañana a tres de la tarde. Pero decidí hacer una “paradiña” por el Sitio de Malasaña, para dar unos besos a Inés y compañía. Me encontré con Oscar Ladoire y, como siempre que esto ocurre, a punto estuve de destrozar mis planes de pasar por casa antes de acudir a la academia. Existe una profunda sima entre la generación de los nuevos cómicos y la nuestra. Supongo que es algo que está ahí desde hace ya tiempo, pero lo descubrí anoche. Los jóvenes cómicos entran al trapo de asuntos que a nosotros nos da un gran pudor. Y es que, desde mi punto de vista querido Caco, no se puede hacer chiste de los mendigos. Ni tampoco se hace un buen guionista a golpe de muchos climax. Se trata de utilizar los justos para darle brillo a la estructura. Lo contrario sería cosa más bien de fuegos artificiales.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris