Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La felicidad

Inés Robledo (Málaga)
Redacción
jueves, 6 de agosto de 2009, 10:33 h (CET)
¿Quién no quiere vivir en felicidad? El hombre por propio instinto la busca en el entorno donde vive.

El encuentro de la felicidad, tiene tantos matices que sería bueno, no perder el norte, si te alimentas de escritos en profundidad, te darán ese sentir general o parcial de esa búsqueda.

A través de los siglos, buenos teólogos, filósofos, grandes figuras del pensamiento, han confrontado soluciones fuera de lógica.

Se puede encontrar en situaciones extremas e incomprensibles. Por eso el hombre “puede y debe” buscarla dentro del propio ser, y cuando la encuentra, ya es difícil que le domine el sinsabor y la tristeza.

Es cuando luchando, se agarra como maroma al puerto de embarque; ese puerto es el encuentro libre con Dios, ese Dios que con su generosidad nos hace ver el sentido de la vida, nos da la luz y nos guía a ella.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris