Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Dignificación de la asignatura de Música en Primaria

Sara Muñoz Pas
Redacción
jueves, 6 de agosto de 2009, 10:28 h (CET)
POR LA DIGNIFICACIÓN DE LA ASIGNATURA DE MÚSICA DENTRO DEL CURRÍCULO DE PRIMARIA. LUCHEMOS POR DOTARLA DE SIGNIFICADO SIENDO EVALUABLE COMO EL RESTO DE ASIGNATURAS. PARA ESO LA IMPARTIMOS PROFESORES ESPECIALISTAS EN DICHA MATERIA.

Desde este artículo quiero incitar a la reflexión colectiva por parte de sindicatos, políticos y compañeros/as de fatiga.

Soy una maestra vocacional que ingresé en el cuerpo de maestros por la especialidad de música, fruto de mi tesón, constancia, dedicación, esfuerzo, trabajo, valores todos ellos que debemos fomentar a nuestros alumnos en todas las asignaturas del currículo. Sin embargo, estos valores tal y como está planteada la asignatura de música en el sistema educativo español veo día a día cómo se esfuman tal y como voy a argumentar a continuación.

La asignatura de música como tal no figura en el currículo de primaria sino que ésta forma parte de una asignatura llamada “Educación Artística”, la cual engloba plástica y música.

Éste hecho ya de por sí le hace perder relevancia puesto que en el Boletín de Notas del alumno/a no figura como asignatura música sino Educación Artística. A ésto hay que unir la falta de normativa al respecto que diga a qué hay que dar prioridad en el caso de tener suspendida la música y aprobada la plástica, sino que tiene que ser el criterio de cada profesor el que impere. Ésto puede crear polémica en un centro, ya que requiere por parte de cada profesor que imparte plástica, -que generalmente suele ser el tutor del grupo-clase el cual no tiene una titulación específica en plástica ya que no existe como tal,- unificar criterios y ponerse de acuerdo con el profesor de música, el cual por ley debe haber cursado la especialidad del área que imparte, no siendo siempre posible. En los diferentes centros que he estado, he visto de todo desde la postura del tutor que ha argumentado como en plástica va bien aunque en música tenga insuficiente le ponemos suficiente así por lo menos lleva alguna asignatura aprobada. (¿Cómo vamos a presumir de un sistema educativo de calidad con opiniones cómo ésta?), hasta la postura de tutores que me han dicho como hay 4 ítems a valorar en música y uno en plástica, por sentido común, vamos a valorar si estás de acuerdo con un 90% música y un 10% plástica. Vamos a ver, en estos temas tenemos que ser serios, ya que está en juego la educación de personas y la dignificación de nuestra tarea docente.

Este panorama es revelador de que hay una laguna normativa que hay que solventar para evitar que los alumnos tomen esta asignatura como una “maría” que se aprueba sin ningún esfuerzo.

Tenemos que ser conscientes de que si queremos compararnos con el maravilloso sistema educativo de Finlandia y recuperar nuestra pérdida de autoridad y prestigio debemos empezar por primar la cultura del esfuerzo. Y yo como defensora a ultranza de la música dentro de la escuela propongo para conseguir ésto lo siguiente:

- Dotar de independencia dentro del currículo de primaria a la música, es decir, que al igual que otras asignaturas como educación física, religión etc, se evalúe como un área más, independiente, ya que los que impartimos dicha asignatura tenemos que ser especialistas en dicha área y aprobar una oposición por dicha especialidad.

- Incluir el área de educación musical en el currículo de Educación Infantil, por la importancia que tiene esta área tanto en el desarrollo de la personalidad como en el lingüístico a edades tempranas. Es cierto que en la mayoría de los centros aprovechando que en el área de “comunicación y representación” se abordan aspectos propiamente musicales se echa mano del especialista de música para impartir esas clases a pesar de que en los horarios de los especialistas esas horas lectivas no figuran como música sino como apoyos a infantil puesto que legislativamente no figura de forma explícita dicha área dentro del currículo de infantil.

Sólo así se conseguirá ver esta asignatura como las demás y no como una que se aprueba “con la gorra”, expresión cada vez más común entre los alumnos.
Luchemos por la dignificación de nuestra profesión. Desde aquí hago un llamamiento a todos los profesionales docentes que impartimos música en primaria para que alcemos nuestras voces y nos hagamos oír.

Noticias relacionadas

Cafés van salvando vidas

Un poema de Aurora Peregrina Varela

Un esperanzador encuentro

​Una profunda reflexión y luz y claridad es lo que la Iglesia Universal espera y desea de este encuentro

Momentos difíciles para el Vaticano. La exhumación tercermundista de Franco

“Un maestro que permanece mudo cuando se enseña el error, y no obstante pretende ser un maestro de la verdad, es peor que un fanático descarado y con su hipocresía hace más daño que un hereje...” Martin Lutero

¿Dedicar un tiempo a la política o vivir de la política?

La dedicación a la política, con billete de ida y vuelta, solo será posible cuando el político tenga una profesión a la que volver

Ante el avance de los nacionalismos

Jesús Martínez Madrid, Salt (Girona)
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris