Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Pajudo

Marino Iglesias Pidal
Redacción
sábado, 1 de agosto de 2009, 11:26 h (CET)
Quizá me equivoque, no sé cómo habla la gente. Puede que ya lleve años sin cruzar con otros más palabras que las impuestas por circunstancias insoslayables, como es el caso, por ejemplo, de las visitas médicas, y como TV no veo, salvo los telediarios y los partidos del Madrid – qué desgracia de equipo –, pues no estoy al tanto de las formas de expresión al uso. Por eso digo que puedo equivocarme, pero, aquí, el “pajudo” a mí no me suena. En el Caribe, al menos en el continental, es muy del día a día.

Pajudo, pienso que cae de cajón, pero por si acaso, es aquel que se exterioriza con pura paja, desconoce el grano, porque, si en algún momento llega a usarlo, con engaño, en la dicción, su acción pone de manifiesto su condición: un puro bla bla.

Lo menciono porque el mundo nacional que me rodea, constantemente me hace exclamar en mi interior: ¡pero mira que son pajudos! ¡que no se cansan de ser pajudos!

Es que los aires transgénicos de estos tiempos constituyen la atmósfera ideal para un desarrollo exuberante del pajudo. Se dan las condiciones óptimas.

Para el pajudo no existe ningún freno y tiene audiencia que lo soporta. O sea, miel sobre hojuelas. Y asquerosa evidencia: Todos los días vienen hinchados de temas para los pajudos. Hoy, nada más entrar en Internet y abrir la prensa, ¡lo primerito! Una bomba de ETA en un cuartel de la guardia civil en Burgos. Sólo con esto ¡no tienen carnaza los pajudos!

¿Y qué se puede esperar de un país de pajudos?

Noticias relacionadas

Virtualidad progresiva

Por fortuna, la civilización asienta sobre numerosos pilares, sumando incuestionables conquistas en un progreso evidente

Una propuesta de cien medidas respecto a la familia

Hay que ver si los partidos quieren resolver problemas o solo vencer a los contrarios

Traficar con el arte

¿Es aceptable que un castillo o una iglesia que forman parte de la Historia de nuestro país, se transformen en la residencia de una familia adinerada?

Top ventas

Lo más vendido en este fin de invierno, comienzo de primavera

El PSOE esconde sus intenciones, pero sus omisiones tendrán consecuencias

“Si tienes que mentir, engañar, robar, obstruir o intimidar para hacer entender tu punto, no debe ser un punto capaz de sobrevivir por sus propios méritos”. Esteven Weber
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris