Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Pajudo

Marino Iglesias Pidal
Redacción
sábado, 1 de agosto de 2009, 11:26 h (CET)
Quizá me equivoque, no sé cómo habla la gente. Puede que ya lleve años sin cruzar con otros más palabras que las impuestas por circunstancias insoslayables, como es el caso, por ejemplo, de las visitas médicas, y como TV no veo, salvo los telediarios y los partidos del Madrid – qué desgracia de equipo –, pues no estoy al tanto de las formas de expresión al uso. Por eso digo que puedo equivocarme, pero, aquí, el “pajudo” a mí no me suena. En el Caribe, al menos en el continental, es muy del día a día.

Pajudo, pienso que cae de cajón, pero por si acaso, es aquel que se exterioriza con pura paja, desconoce el grano, porque, si en algún momento llega a usarlo, con engaño, en la dicción, su acción pone de manifiesto su condición: un puro bla bla.

Lo menciono porque el mundo nacional que me rodea, constantemente me hace exclamar en mi interior: ¡pero mira que son pajudos! ¡que no se cansan de ser pajudos!

Es que los aires transgénicos de estos tiempos constituyen la atmósfera ideal para un desarrollo exuberante del pajudo. Se dan las condiciones óptimas.

Para el pajudo no existe ningún freno y tiene audiencia que lo soporta. O sea, miel sobre hojuelas. Y asquerosa evidencia: Todos los días vienen hinchados de temas para los pajudos. Hoy, nada más entrar en Internet y abrir la prensa, ¡lo primerito! Una bomba de ETA en un cuartel de la guardia civil en Burgos. Sólo con esto ¡no tienen carnaza los pajudos!

¿Y qué se puede esperar de un país de pajudos?

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris