Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tronera   -   Sección:   Opinión

ETA se siente fuerte

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
sábado, 1 de agosto de 2009, 08:32 h (CET)
Actualmente hay un temor fundado a que ETA haya podido tender una red estable para demostrar que su fin no está cerca. De momento han conseguido sembrar el temor y el desconcierto entre analistas e investigadores y, lo que es más grave, entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, sobre todo entre los especialista en la lucha antiterrorista.

Durante la tregua-trampa, Joan Mesquida dijo hasta la saciedad que ETA no estaba aprovechando ese periodo para rearmarse, así como que tampoco estaba aprovechando la relajación para aprovisionar los zulos existentes o abrir otros. El caso es que volvió a mentir; aunque a veces pensamos que no le pasaban la información necesaria, dado el alto grado de descoordinación que hubo durante la tregua-trampa. Pregunten, si les sorprende esta afirmación, a Eguiguren, Moscoso, Ternera, Zapatero o Rubalcaba. Personajes que, incluso entre ellos, se miraban de reojo por aquel entonces y hoy siguen manteniendo la distancia reglamentaria.

Sea como fuere, el caso es que ETA, para desgracia de la sociedad española, vuelve a estar fuerte. Hemos escuchado decir a Pérez Rubalcaba que ETA estaba dando las últimas y resulta que volvió a mentirnos. Era de suponer que, aprovechando los cincuenta desgraciados años de su fundación, la banda iba a ‘celebrarlo’ a su manera: matando. En Burgos estuvieron a punto de cometer una masacre y, al día siguiente, lograron uno de sus objetivos: matar. El presidente Zapatero, haciendo uso de su desconfianza en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, volvió a pedir “a policías y guardias civiles que vigilen más”. ¡Hace falta ser patoso, gafe y desconsiderado! Pero al menos tuvo la delicadeza de pedirles, también, que “se protejan”, aunque en esto de la protección hay mucha tela que cortar.

Mientras el presidente, Rodríguez Zapatero, llena de palabras huecas su intervención, el Ministerio de Interior regatea y priva de excesivos medios necesarios y, a veces, imprescindibles a la Policía y a la Guardia Civil. A ello hay que unir que algún personaje de la judicatura pone las cosas fáciles a los ‘borrocas’ y a todo el entorno abertzale, al no negar el ejercicio de manifestación, sabiendo que se alienta a ETA y a los presos; así es difícil acabar con el terrorismo, defender las instituciones democráticas y luchar por la defensa de la libertad y de la ley. Suerte que la Audiencia ha sabido corregir a tiempo el desliz del ‘aspirante a estrella’, y que una vez más se ha vuelto a estrellar, Santiago Pedraz.

En aquel acto que Pedraz consintió, ETA volvió a encontrar la fuerza que precisaba, el ambiente que hacía tiempo perdió, así como el resorte para sentirse fuerte. En Ordizia se enalteció al terrorismo y se utilizó a los presos para ello. Pedraz se lavó las manos por cobardía e insensatez, asustado por papel que le toco desempeñar. Nadie con dos dedos de frente entendió en aquel momento que dejase en manos de la autoridad gubernativa la celebración o no de actos para ‘alimento’ del entorno abertzale y, particularmente, de los mal llamados ‘presos políticos’, aprovechando el concepto de dispersión.

Quede claro de una vez por todas que en un atentado los responsables pueden ser muchos: quienes matan, quienes investigan, quienes delatan y quienes alientan, pero también quienes consienten por dejadez. Y Pedraz hizo dejación ante los actos de Ordizia. La prueba es que Dignidad y Justicia se llevó ‘las manos a la cabeza’, como hicimos todos los ciudadanos sensatos.

Los indicios de delito son “claros” y “contundentes”. Pedraz se negó a prohibir los actos, pero ‘perdió el culo’ cuando la Sección Cuarta de lo Penal dijo que “sí son actos de enaltecimiento del terrorismo y, por tanto, deben prohibirse”. ¿Alguien va a investigar el verdadero sentido de la resolución inicial de Pedraz? Podemos asegurarles que sí. No lo duden ni en broma. Y un dato más ¿en qué medida ha fortalecido y alentado a ETA la resolución de Pedraz para cometer los atentados de Burgos y Calviá?

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris