Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¿Van de fooll Irán y Corea?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 29 de julio de 2009, 05:37 h (CET)
Daba la sensación de que la salida en tromba del señor Obama iba a dar un cambio espectacular a la faz de la Tierra y, como si asumiera la personalidad del mago Merlín, iba a ser capaz de dar al traste con la crisis económica que heredó de su antecesor, el señor Bush, y que con su “buenismo”, su carisma democrático, su espíritu negociador y su clara intención de llegar a acuerdos con todos aquellos con los que, su antecesor en el cargo, mantenía relaciones tensas o no mantenía ninguna; pronosticaba una era nueva –en España, siguiendo la forma conciliadora que el señor Zapatero quiso vendernos al principio de su mandato, hablaríamos, sin duda, de nuevo “talante” – en la que se pacificarían conflictos como el de Afganistán, se aplacaría al irascible régimen de los ayatolás del Irán; se calmarían los ariscos regímenes neo comunistas de Suramérica y se pondría en su lugar a una Rusia que estaba intentando recuperar aquellas repúblicas que se separaron de ella en un momento de debilidad del régimen.

Salvo en cuanto hace referencia a la Cuba de los Castro, que, a pesar de los reiterados desplantes por parte de los tiranos de la isla, parece que el aguante del señor Obama y su decidido empeño en conseguir, de cara a sus electores, algo que poder ofrecerles después de que, todas las esperanzas puesta en él, a medida que transcurren los meses, se van desinflando como si fuera un globo que pierde gas; donde parece que sólo por parte de los EE.UU se está procediendo a una apertura demostrada con la moratoria aplicada a todos los embargos en contra de la isla, por un periodo de seis meses, que a nadie se le oculta que es sólo el comienzo de una serie de prórrogas que acabarán por convertir esta medida en indefinida.; parece que, en el resto de frentes abiertos, lo único que hemos podido constatar es que al señor Obama no le importa rebajarse, para no emplear otra expresión más drástica, y aguantar todo lo que le echen con tal de dar la impresión de que quiere ser amigo de todos y que está dispuesto a aceptar lo que le propongan con tal de insistir tercamente en no querer indisponerse con nadie.

Yo no sé si esta política será buena o mala, pero lo que sí sabemos es que los israelíes están que trinan y que los viajes del mandatario norteamericano a Oriente Medio y su “paciencia” respecto a la nuclearización del Irán de Ahmadineyad; en tierras judias se están considerando como una muestra de que, la tradicional amistad de los EE.UU con Israel, esta, al menos eso se desprende de la actitud del nuevo Presidente, señor Obama, en un periodo de tensa expectativa. Y no podemos decir que los judíos no estén cargados de razón cuando desde hace años los presidentes norteamericanos están frenando al ejército israelí, el poderoso Tzáhal que, si hubiera sido por ellos, ya habrían atacado y destruido las factorías donde se llevan a cabo las investigaciones nucleares de la antigua Persia. Esta postura de los EE.UU de América respecto a Irán, también está influyendo de modo negativo en lo que respecta a las sanciones que la UE hubiera podido poner en práctica para disuadir al régimen iraní de continuar su, más que probada nuclearización, de su ejército lo que ha acabado por dejar al régimen de Ahmadineyad en libertad de adelantar su programa nuclear hasta el punto de que ya amenazan a Israel, con sus misiles continentales, para advertirle de que no van a consentir ningún ataque sionista contra sus instalaciones y fábricas atómicas.

Lo que todavía causa más sorpresa es que, vista la contención de las naciones europeas y la evidente pasividad del señor Obama y su gobierno ante la nuclearización de un país integrista, como es Irán, y el peligro de que esta gente fanática esté en condiciones de atacar a cualquier nación europea, en cuanto a alguno de los ayatolás se le cruce algún cable; el señor Ahmadineyad continúe añadiendo leña al fuego y, en lugar de estarse calladito mientras le dejan hacer, se dedica a poner a Occidente de chupa de dómine, sin cortarse un pelo a la hora de despotricar en contra de los que lo critican, quizá para así intentar calmar el movimiento de rechazo que, en su mismo país, ha causado el hecho de que las elecciones en las que fue reelegido hayan sido tan protestadas por la oposición y que, todavía, no parece que los rescoldos de esta batalla electoral , a pesar de la represión del ejército, se hayan acabado de extinguir.

Lo que es evidente es que, los problemas internos que empiezan a acosar a Obama, como pudiera ser el estado de quiebra de muchos de los estados de la Unión, y el poco efecto que, hasta ahora, han dado las inversiones millonarias de la FED para intentar paliar los efectos de la crisis, sin duda ya han conseguido repercutir en su índice de popularidad y, es posible que le impidan pensar en política externa donde, además de las reivindicaciones de la China y la India respecto a la ingente deuda americana que adquirieron, demandando garantías de pago y proponiendo otra moneda de referencia; se encuentra con una Corea del Norte que no deja de amenazar a la del Sur con la que los EE.UU tiene obligaciones en cuanto a contribuir a su defensa; en unos momentos en que nada habría peor para los EE.UU que un nuevo enfrentamiento que añadir a la sangría de Irak y a su larga intervención en el Afganistán ( por ello Obama está intentando que las naciones europeas se impliquen más en dicho conflicto).

Faltará ver la reacción israelí, en Oriente Medio, si los servicios del Mossad, la agencia de inteligencia de Israel, alertan al Gobierno de que los arsenales nucleares iraníes están en condiciones de ser utilizados en su contra. Nadie puede poner en duda, conociendo como Israel soluciona los peligros a los que se enfrenta y que viene soportando desde el mismo día de la creación del estado hebreo, que, ante la amenaza real de que su territorio pudiera ser objeto de un ataque con armas atómicas, sin duda optaría por tomar la delantera y pegar primero, aunque ello pudiera desencadenar un conflicto de mayor magnitud, capaz de convertir a aquella región en un inmenso infierno de sangre y fuego. Nunca han dado buenos resultados las políticas de apaciguamiento si éstas no han venido acompañadas de la amenaza de los cañones y esto lo pudieron comprobar el señor N.Camberlain, ingles, y el señor Daladier, francés, en la conferencia de Múnich de 1938, cuando intentaron amansar a Hitler, cediendo en el tema de los Sudetes. Es posible que, como ocurre en España, la gente no piense en guerras y vean muy lejos un conflicto de graves consecuencias, pero eso también ha ocurrido con la I Guerra Mundial y más tarde (1939) con la II Guerra; pero, en ambos casos, la hecatombe se produjo por no haberse tomado, a su tiempo, las medidas precisas para evitarlas. Creo que no debieran despreciarse los efectos de la pobreza y del derrumbe de las economías en todo el mundo por ser, sin duda, un excelente caldo de cultivo para la generación de conflictos que, primero pueden ser de carácter social, pero nadie puede descartar que acaben engendrando tropiezos de mayores proporciones que acaben estallando en la propia cara de aquellos que pensaron que nunca ocurriría.

Noticias relacionadas

Cataluña sigue en la cuerda floja. El separatismo sigue vivo

Seguimos pensando que la situación catalana está muy lejos de solucionarse

En un mundo de fugitivos

Es asombroso observar que esta humanidad globalizada todavía no sepa vivir armónicamente

La campaña contra la violencia de género

No parece que esté teniendo mucho éxito: siguen muriendo mujeres

Noticias que impactan...

O ya no

Marta Rovira, feminista, lenguaraz, embustera y manipuladora

"Hay un límite donde la tolerancia deja de ser virtud” B. Burke
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris