Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

En Cuba no pasa nada

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 28 de julio de 2009, 06:05 h (CET)
Tras varios siglos de dictadura, centenares de presos de conciencia y miles de exiliados, en Cuba no pasa nada. Sin novedad en el frente, tonto el que se mueva. O enemigo de la Patria, del Pueblo y de la Revolución. Cuba sigue siendo un referente para la izquierda española que siempre peregrinó en disciplinada masa a dar el abrazo a Fidel como otros aprovechan estos días para dárselo a Santiago en Compostela.

En Cuba no pasa nada y si pasa qué importa y si importa qué pasa. En Cuba no pasa nada, ni el tiempo. Cuando Fidel, porque siete horas de discurso, siete horas de vacío, siete horas de nada, eran lo habitual. No pasaba ni el tiempo. Y cuando Raúl, porque aunque sus peroratas sólo sean de media hora tampoco sirven para nada, no pasa nada en sus discursos, no hay novedad para el cubano. Salir de la isla por medio de una balsa o por medio del matrimonio con un español despreocupado sigue siendo la tónica habitual, no pasa nada nuevo.

Ha hablado Raúl Castro y ha dicho a los cubanos que no pasa nada, que no les va a mejorar las condiciones de vida, que no va a soltar a los presos políticos, que no les va a devolver la libertad a los ciudadanos. Que no pasa nada. Sólo pasa que hay que trabajar más, sudar más, ahorrar más. Que la Patria lo exige, que la Revolución lo demanda y el Pueblo lo necesita.

No pasa nada en Cuba, no hay novedad. La izquierda española sigue en el limbo de la estupidocracia, la misma izquierda que exige al maestro armero que digamos “españoles y españolas” (bueno, no, en realidad la izquierda no exige eso, bastardo nacionalismo españolista, la izquierda lo que pide es “ciudadanos y ciudadanas”), la misma izquierda que demanda el lenguaje políticamente correcto calla comodonamente cuando le conviene. En Cuba nunca pasa nada, en la izquierda española tampoco.

¿Y la derecha? ¿Qué derecha? ¿La que ni se entera, la resignada, la que no sabe, la que se deja regalar trajes y convolutos, la que mira para otro lado? Ah, ésa. Está ocupada buscando un buen abogado.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris