Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Misoginia arzobispal al desnudo y machismo con compromiso popular

Luís Agüero Wagner
Redacción
lunes, 27 de julio de 2009, 06:09 h (CET)
La mujer es libre cuando la cocina es grande, dice un proverbio machista, y tal parece ser el lema en el gobierno del obispo Fernando Lugo. La presidenta argentina Cristina Fernández lo comprobó cuando fue reprendida por su llegada tardía a la cumbre del MERCOSUR en Asunción, y no dudó en tildar de misógino al muy polémico arzobispo jubilado.

"Nunca estuvo peor la cancillería de nuestro país (Paraguay). La discriminación contra la mujer es abierta, ni siquiera se preocupan en cubrir las apariencias" había acusado antes la embajadora Nimia Oviedo de Torales, miembro de la comisión directiva de la Asociación de Funcionarios Diplomáticos Escalafonados.

Mas allá de las circunstancias, las acusaciones de Cristina tienen sólido respaldo en pronunciamientos de organizaciones feministas que se han hecho oír respecto al machismo en el gobierno actual de Paraguay.

Las críticas de feministas han abundado contra Lugo, especialmente luego de conocerse que había tenido relaciones con varias jovencitas siendo obispo, e incluso había ocultado varios hijos a la opinión pública.

A propósito de estos temas, el Partido de los Trabajadores sostuvo en un comunicado que "Ni paternidad, ni hijos e hijas son cuestiones privadas. La dignidad y los derechos de las personas son competencia de todas y todos, aún cuando su exigencia pueda afectar a los más poderosos".

Beatriz Gimeno(1), por su parte, ha señalado que " Lugo fue obispo de una de las regiones más pobres de Paraguay antes de ser presidente. Ahora se ha sabido que mientras era obispo tuvo, que se sepa y por ahora, dos hijos con dos mujeres diferentes… A él no le importó nada que siendo el primero en saltarse las reglas de su iglesia las más pobres se vieran sin embargo sujetas a ellas. A Fernando Lugo no pareció importarle en su momento la suerte de esas dos mujeres y de sus hijos. No sólo no reconoció su paternidad, sino que la ocultó y ni siquiera les pasaba dinero o ayuda a las madres".

El machismo rampante de Lugo ha sido permanente blanco de críticas en la prensa local e internacional, al punto que en burla calificaron a su ideología seudo-izquierdista como un "machismo con compromiso popular".

Pesan sobre el clérigo-presidente acusaciones de paternidad irresponsable, estupro y violación.

MUJERES CONTRA FERNANDO LUGO
Una manifestación de mujeres anti-imperialistas, afiliadas a la Federación Nacional Campesina, se llevó a cabo hace unos días en la capital paraguaya.

Las féminas consideran que la dignidad de la mujer ha sido hollada gravemente por el obispo Fernando Lugo, acusado también de polígamo y violador.

Desde tiempo atrás varias nucleaciones feministas vienen exigiendo la renuncia del clérigo.

La ex candidata a la presidencia Blanca Ovelar, la titular de la ANR, Lilian Samaniego; la periodista Mina Feliciángeli y la militante feminista Clara Rosa Gagliardone, convocaron tiempo atrás a una reunión en la plaza Batallón 40 para definir qué medidas tomar, ya que coincidieron en que Lugo “estafó al pueblo” al mostrarse como un sacerdote honesto para llegar a la Presidencia.

Posteriormente varias demandas fueron apareciendo contra el obispo, entre ellas una que lo acusa de violador.

En tanto las feministas cierran filas contra Lugo, él sigue en su papel de “soltero codiciado”, de escándalo en escándalo, sin que se conozca quién es la que está realmente detrás de ellos. Es que como lo escribió Rudyard Kipling, la más tonta de las mujeres puede manejar a un hombre inteligente, pero es necesario que una mujer sea muy hábil para manejar a un imbécil.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris