Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Culpar a los empresarios de los errores gubernamentales!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 27 de julio de 2009, 05:56 h (CET)
No es costumbre de este comentarista insistir sobre un mismo tema cuando ya ha tratado de él recientemente; pero me van ustedes a perdonar que reincida otra vez sobre él , dada la gran ofensiva que, tanto por parte del Gobierno del señor Zapatero como por los mismos sindicatos partícipes en estas recientes negociaciones fallidas, a las que impropiamente se las calificaba de “diálogo social”. Es de todo punto un ejercicio de acoso y derribo contra los empresarios, representados por la CEOE, el hecho de que, debido a que no se han querido plegar a las posiciones monolíticas de los sindicatos apoyadas, sin disimulo alguno, por el señor Corbacho y, últimamente, por el mismo señor Presidente del gobierno –que no se han preocupado ni poco ni mucho en disimular su abierto apoyo a las tesis sindicalistas que, incompresiblemente, se han negado a aceptar que nuestro mercado laboral necesita reformas en profundidad y que de ellas depende que muchas de las empresas, que navegan en las procelosas aguas de la recesión, pudieran llegar a puerto o, por el contrario, naufragaran en el camino causando, con ello, la pérdida de todos sus ocupantes, entiéndase, de todos los puestos de trabajo que su actividad proporcionaba –, quienes parecen no darse cuenta de la gravedad de la situación económica que hoy está afectando a nuestro tejido industrial, escaso de créditos que le proporcione liquidez y con la urgencia en tomar medidas de reestructuración interna que lo libre de cargas superfluas y de lastres innecesarios que le impiden alcanzar el rendimiento, la productividad y el empuje comercial que le permitiría enfrentarse, con éxito, a la competencia del resto de países europeos.

Choca, a quienes nos consideramos meros espectadores de la realidad que nos rodea, que, con la experiencia de los resultados obtenidos por las medidas de reactivación que hasta ahora ha puesto en práctica nuestro Gobierno y, ante la evidencia de que no han conseguido eliminar su principal preocupación y su más terrible sobrecarga, el paro, máxime si consideramos que se trata de un gobierno socialista que, para más INRI, no hace más de siete meses, proclamó por boca del señor ZP la promesa, para este año, del pleno empleo; resulte ser que, en lugar de buscar las causas de sus errores anteriores, de ser conscientes del despilfarro de miles de millones entregados a bancos y cajas ( los causantes de que explotara la burbuja inmobiliaria) para sacarlos de sus apuros financieros o manteniendo su empecinamiento de solucionar los males del país a base de subvenciones indiscriminadas a determinados ramos de la producción, se consigue salir del apuro; cuando otros, igualmente necesitados de ayudas, se van hundiendo irremisiblemente, sin obtener las apoyos de la Administración que les permitirían sobrevivir.

Y es que, ZP, se niega a atender a razones, rechaza los consejos de los organismos internacionales como el FMI, el BCE y la multitud de agencias de estudios especializadas, que coinciden en recomendar a España un saneamiento de la estructura laboral, de acorde con el modelo vigente en el resto de Europa. El Presidente pretende escudarse en la idea de mantener los privilegios que dice haber conseguido para los trabajadores españoles cuando, la realidad, la evidencia y la certeza de los datos emitidos por el INE, desmienten de raíz aquel optimismo, demostrando que, con un desempleo de 4.137.000 parados y siguiendo emperrados en no reconocer el hecho de que España todavía no ha tocado fondo en la crisis que la afecta, el único resultado que se puede obtener, a medio y largo plazo, es que alcancemos la bancarrota del país. Es conveniente que le recordemos al señor Zapatero que una de sus últimas actuaciones, una a la que le concedió gran importancia y que, según él, iba a conseguir eliminar 300.000 desempleados; fue la provisión, a cargo del Erario, a costa de más endeudamiento, de 8.000 millones de euros destinados a la Administración Municipal para que se iniciaran obras ( con un límite de 5 millones de euros) en las que, obligatoriamente, se debía contratar parados para realizarlas. A los resultados nos remitimos. Si, como nos dijeron, precisamente en estos meses pasados se debiera haber notado esta mejora en la bolsa del desempleo, es evidente que en la reciente encuesta de la EPA esta circunstancia parece que no se ha dado, al menos no ha quedado reflejada en ella, ya que el resultado ha sido que, en el último trimestre, no sólo no se ha producido reducción alguna en la cifra de parados, sino que, para mayor confusión y decepción de la ciudadanía, resulta ser que ha aumentado en más de 126.000 nuevos parados. ¿Qué fue lo que ha ocurrido para que sucediera esto?, ¿acaso no se han llevado a cabo las obras presupuestadas? O es que, ¿en lugar de que los contratistas admitieran nuevo personal lo que han hecho es hacer la obra con el que ya tenían contratado?, puede que para no tenerlo que enviar al paro por falta de trabajo.

Sea por lo que fuere, otra muestra más de los bandazos de un Ejecutivo plagado de nulidades, que mantiene tres ministerios inútiles, que no tienen razón de perdurar, como ya se dijo en el Parlamento, y que nos cuestas muchos millones en funcionarios a los que se les ha dado ocupación sólo por ser simpatizantes del PSOE. Para los parados, que se destinen a regalos a ciertas naciones extranjeras de cientos y miles de millones para ayudas a la Alianza de Civilizaciones, para un mirador de ballenas en Costa Rica o para que el señor Carot Rovira, después de mendigar miles de millones para subvenciones a Catalunya, resulte que se los va gastando abriendo “embajadas” en el extranjero, en las que coloca a sus amigos y, de paso, les asigna sueldos, dietas y compensaciones de viajes millonarias.; no hay duda que puede constituir una tomadura de pelo.

Ahora, porque han fracasado, porque no han conseguido que la patronal se pliegue a sus deseos y por estar chantajeados por los dos sindicatos mayoritarios que tienen en sus manos la llave de convocar o no la temida huelga general, a la que tanto pánico tiene el señor Zapatero que, seguramente, ve en ella el principio del ocaso de su mandato y, por ello, tiene que tener contentos a dos nulidades, eso sí bon vivants, que, aún sabiendo que sólo representan a una minoría de trabajadores, saben que, si quieren seguir chupando de las ubres del Estado, tienen que tener cogido a señor Presidente por aquellos adminículos sexuales de los hombres tan sensibles al dolor. Cuidado, no obstante, porque ya sabemos que el Gobierno puede legislar, pueda sacarse de la manga reales decretos que acaben de redondear la crisis, encaminados a invertir más dinero en pagar a más desempleados pero… ¿ya sabe de dónde va a sacarlo?, ¿acaso piensa que se podrá endeudar indefinidamente,¿? ¿Sabe seguro que, nuestra deuda (ya puesta en cuestión por las agencias de valoración como la Moody’s o la Standard&Poor’s), cada día que pase le va a resultar más difícil y más cara de colocar, si tenemos en cuenta la solidez de otras deudas como la alemana o la francesa? Cuestiones importantes, fáciles de entender y que cualquiera que sepa sumar y restar puede comprender con facilidad, aunque parezca que las “mentes preclaras”, que componen nuestro Ejecutivo están empeñadas en ignorarlo. No obstante, vista la gente que nos gobierna, estaría conforme en aceptar la opinión de G.Vapereau, enciclopedista francés del siglo XVIII, cuando afirmaba: “Para la mayoría de los hombres corregirse es sólo cambiar de vicios”, dicho lo cual es evidente que nos quedan pocas esperanzas de salir de este atasco en el que nos han metido los del PSOE.

Noticias relacionadas

La conciencia, un instrumento muy útil para la vida

Cuando el ser humano fallece, la energía que ha estado emitiendo no se destruye

Maduro, Sánchez y el desmadre separatista

“Sé consciente de la diferencia entre análisis amigable y crítica destructiva. Observa si el propósito de tus palabras es ayudar, desahogarte o hacer daño” Napoleón Hill

Arte sacro

El arte sacro sirve para neutralizar la gravedad de la idolatría

La amenaza de una proposición de ley

La ideología de género es un ataque a nuestras mismas raíces

Campaña independentista en Cataluña

Ya ha comenzado el pasado jueves la campaña por el sí a la independencia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris