Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La causa bolivariana, Fernando Lugo y la retórica vacía del Mercosur

Luís Agüero Wagner
Redacción
domingo, 26 de julio de 2009, 07:53 h (CET)
Puedes acariciar a la gente con palabras, escribió Francis Scott Fitzgerald, y lo confirmó el presidente de Brasil Lula da Silva en esta cumbre del MERCOSUR.

Con palabrería no se arregla nada y los que recurren a la palabrería, como el caso de Fernando Lugo, lo saben. Como flores hermosas, con color, pero sin aroma, son las dulces palabras para el que no obra de acuerdo con ellas, según pensaba Buda.

Con eso debió conformarse Fernando Lugo, quien tras un anunciado principio de acuerdo con Brasil sobre Itaipú acabó haciendo anuncios de una próxima reunión en tres meses para seguir las tratativas.

El gobierno del obispo Fernando Lugo, cuya candidatura fue impulsada por una constelación de ONGs vinculadas a USAID, por el embajador norteamericano James Cason y hasta por empresarios vinculados a la Secta Moon, se encuentra atravesando por momentos difíciles por la fuerte presión de los mismos factores que lo llevaron al poder.

En ese contexto, referentes cercanos al actual gobierno, tales como Camilo Soares y Milda Rivarola, tuvieron que aparecer en la prensa desmintiendo la filiación de izquierdas de la administración luguista, pese a toda la propaganda mediática.
También a pesar de la izquierda auténtica, la penetración imperial de Estados Unidos se acentuará en Paraguay bajo el gobierno de Lugo, con la implementación del Plan Umbral 2, un programa diseñado para cooptar las instituciones paraguayas y manejarlas desde Washington.

AUSENCIAS BOLIVARIANAS
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, no asistió a la XXXVII Cumbre del Mercosur por supuestos compromisos contraídos en su país. El presidente de Venezuela Hugo Chávez tampoco asistió a la cumbre del Mercosur en Asunción, sumándose al vacío a Fernando Lugo.

Lugo hace unos días negó que Paraguay tenga relaciones estrechas con los países bolivarianos, y enfatizó que Paraguay se integra más bien a los países del Mercosur.

Por otro lado, no se cursó invitación a Manuel Zelaya para la Cumbre del Mercosur, reveló el Canciller paraguayo Héctor Lacognata.

En medio de llegadas tardías y apatismo, se emitieron declaraciones para asuntos inconexos con la integración regional, y acuerdos inconexos acabaron en simple palabrería.

BOMBOS Y PLATILLOS PARA UNA EXPRESION DE DESEOS

Como broche de oro a tanta palabrería insustancial, un anunciado acuerdo del Brasil sobre el tema de la hidroeléctrica de Itaipú, acabó con una simple expresión de deseos y esperanzas de recibir unas migajas más de “soberanía energética” paraguaya hecha jirones.

Como en este caso las migajas caen a la mesa propia, no se habla de migajas sino de una patriótica “recuperación de la soberanía energética”. Es que como lo dijo William Shakespeare, las palabras suben volando, mientras los pensamientos se quedan aquí abajo; y las palabras sin pensamientos nunca llegan al cielo.

Lo sentenció Alexander Pope: Las palabras son como las hojas; cuando abundan, poco fruto hay entre ellas.

Noticias relacionadas

Durán i Lleida transversal

Se nos jodió Cataluña

Habla, pueblo, habla

UCD adquirió “Habla, pueblo, habla” para su campaña de 1977

Cataluña a la deriva (II)

La enajenación colectiva

Propia imagen

El derecho al honor y a la propia imagen es un derecho protegido por la Constitución

Salvar Cataluña ¿Voto útil para Ciudadanos?

Errores de apreciación del PP pueden acabar con un retorno a la situación previa a la aplicación del Artº 155
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris