Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Ciclismo

Etiquetas:   Ciclismo / Tour de Francia   -   Sección:   Ciclismo

Astarloza consiguió la victoria más buscada

El español se hizo con el triunfo en la 16ª etapa del Tour de Francia
Redacción
martes, 21 de julio de 2009, 16:14 h (CET)
Mikel Astarloza escribió hoy su nombre junto al de Roberto Laiseka e Iban Mayo en las páginas históricas del Euskaltel-Euskadi. El corredor vasco saltó en busca de una escapada ya hecha y volvió a realizar otro espectacular esfuerzo para unirse a la cabeza de carrera, desde donde demarró en los últimos kilómetros directo a por un tercer triunfo en la ronda gala que tanto tiempo se le ha resitido a la escuadra naranja.

Álvaro Calleja / Siglo XXI
Increíble. Histórico. Mikel Astarloza firmó una de las páginas más brillantes de un Euskaltel-Euskadi que merecía volver a vivir un día como el de hoy. Tanto como el propio ciclista. Cualquier esfuerzo, cualquier sufrimiento, cualquier ataque sin premio y cualquier otro intento de conseguir la victoria en esta edición del Tour de Francia han merecido la pena. La rabia de Mikel en la celebración así lo demostró. Ha repetido las gestas de Roberto Laiseka en Luz Ardiden y de Iban Mayo en Alpe d´Huez. Dos nombres que pasaron a la historia del conjunto vasco y a la memoria de todos aquellos que componen la marea naranja. Una afición, admirada por toda la gente que compone el ciclismo, que al fin tuvo su regalo.

Regalo que llega con una alegría especial. En forma de la victoria más buscada. Siempre que hay una escapada en este Tour de Francia, allí aparece un integrante del equipo de Igor González de Galdeano. Un triunfo perseguido durante muchos años, desde que Mayo voló por la misma cima que Carlos Sastre usaría después para vestirse de amarillo. Un amarillo que en muy pocas ocasiones deja de ser protagonista. Hoy es una de ellas. El naranja cubre todas las noticias de este deporte hasta que mañana dé comienzo una nueva etapa, en la que, seguro, los hombres del Euskaltel seguirán dando guerra. Es su símbolo. Es espectáculo. La única manera que conocen de correr. Algo de agradecer.

Astarloza sabía que el 21 de julio de 2009 era su día. Por ello, no dudo en poner a trabajar a sus compañeros cuando la escapada ya estaba formada. Misión imposible. Se dieron cuenta de ello y buscaron rápidamente otro plan. En plena ascensión al Grand Saint Bernard salió en solitario del pelotón en busca de aquel grupo, donde le esperaban Gorka Verdugo e Igor Antón, y logró alcanzarle. Más tarde, en la segunda dificultad de la jornada, el Petit Saint Bernard, volvió a imitar la jugada. Dio caza a un nuevo intento de Franco Pellizottí, quien, una vez más, vio como se le escapó su primer triunfo en la ronda gala. El italiano marchaba en cabeza junto a Van de Broeck. Un buen dúo que tampoco se le resistió al guipuzcoano. Trío que se convirtió en cuarteto con la llegada de Moinard, al que acompañaba Gómez Marchante hasta su caída. Cuarteto que coronó liderando la prueba y que comenzó el descenso con el grupo perseguidor pisándole los talones. No les alcanzaron gracias al gran trabajo del propio Astarloza, que lo intentó bajando y que, con los perseguidores casi al lado, lanzó el último ataque. El de la victoria.

Mientras tanto, la guerra por detrás echó a andar en ese último puerto. Andy Schleck quiso sorprender en varias ocasiones a un Alberto Contador que no dio ninguna muestra de debilidad. Debilidad que volvió a demostrar Cadel Evans, que se despide de la lucha por el podio. El ataque protagonizado por el del Saxo-Bank dejó, por un instante, a Lance Armstrong fuera de juego definitivamente. Pero el americano despertó y realizó una subida que pasará a la historia. Recortó el espacio que le separaba con los favoritos a una velocidad que sorprendió a todos. Y si no, que le pregunten a Frank Schleck, al que Armstrong quitó las pegatinas.

Una exhibición que mañana podrá tener su segundo capítulo. La etapa volverá, como hoy con Cadel Evans, a eliminar a los corredores que no tengan su día. Cuatro puertos de primera categoría, uno de segunda y 169,5 kilómetros serán los jueces de la decimoséptima jornada.

Noticias relacionadas

Chris Froome celebra su primera Vuelta en la despedida a Contador

El británico consigue el 'doblete' tras su cuarta conquista del Tour de Francia

Los Machucos hacen sufrir a Froome y acercan a Contador al podio

Contador quedó segundo en la etapa

Majka vence en la Sierra de la Pandera y Froome entra con Nibali

López sorprende en Calar Alto y Froome refuerza su liderato

López se lanzó a la meta en solitario

Contador llevará el dorsal número 1 en su última Vuelta a España

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris