Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La democracia funciona si funciona la conciencia

Josefina Galán (Málaga)
Redacción
martes, 21 de julio de 2009, 05:28 h (CET)
El Ministro de Justicia responsable de la Libertad Religiosa y de Conciencia ha hecho unas declaraciones bastantes desafortunadas por su parte, diciendo entre otras: “La libertad religiosa debe moverse dentro los límites de una sociedad democrática, y ajustarse a la lógica de esta sociedad”.

“La democracia funciona si funciona la conciencia, y esta conciencia enmudece si no está orientada conforme a valores éticos fundamentales, previos a cualquier determinación, válidos y universales para todos” (J. Ratzinger, Iglesia, ecumenismo y política).

Y, es que este Gobierno, amparándose en un cambio social que está teledirigido por sus terminales culturales y mediáticas, se niega a reconocer que la naturaleza del hecho religioso es pública. La libertad religiosa es un bien que debe ser primariamente protegido y la primera protección comienza por entender y respetar su naturaleza y sus formas de expresión.

En una investigación llevada a cabo por el Servicio de Estudios de la Caixa, titulado “Factores determinantes del rendimiento educativo” revela que los niños que pertenecen a hogares religiosos practicantes o padres agnósticos también obtienen mejores resultados que los que tienen padres ateos y no solamente en conocimientos sino que los análisis muestran como esos niños tienen un mayor grado de sociabilidad.

Aún así que tome nota este Gobierno que quiere apartar a Dios de la vida pública, que siempre habrá una persona comprometida que recuerde que Dios existe y es Amor. Que siempre habrá unos padres y unos maestros que enseñen que sin religión católica los pilares de la sociedad actual se habrían derrumbado hace mucho tiempo.

Noticias relacionadas

La prueba de las banderas, ya innecesaria

J. LLano, Madrid

Nosotros estamos en lo cierto y ellos equivocados

G. Seisdedos, Valladolid

El nacionalcatolicismo, la póliza especializada

A. Alonso, Madrid

Democracia es mucho más que poner urnas

M. Palacios, Lleida

La tribu como autodefensa

V. Rodríguez, Zaragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris