Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Ahora la libertad religiosa, va a tener límites

Nieves Jiménez (Madrid)
Redacción
martes, 21 de julio de 2009, 05:24 h (CET)
El Ministro de Justicia, Francisco Caamaño, que es el responsable de la reforma de la Ley de Libertad Religiosa y de Conciencia, ha intervenido en un curso sobre “pluralidad religiosa” adonde se ha dejado caer con estas reflexiones:

"La libertad de conciencia no puede ser una excusa permanente para desobedecer la ley."

"Treinta años después, es necesario replantearnos la normativa referente a libertad religiosa y al modo de practicarla."

"También la libertad religiosa tiene que tener límites."

"La libertad religiosa debe moverse dentro de los límites de una sociedad democrática, y ajustarse a la lógica de esta sociedad."

"La actual ley no dice nada sobre la religión y los espacios públicos, la defensa, la educación y por eso queremos reformarla."

"Es necesario un proceso de adaptación de algunas prácticas religiosas, prohibiendo aquellas que sean contrarias al orden público."

"Hay que regular la libertad religiosa, pero también la de conciencia."
¿Que obsesión tiene este Gobierno con cambiar las leyes que a ellos no les agradan? Porque no copia algo bueno de su amigo Obama, que ha dicho recientemente: “Soy el Presidente de todos los americanos” y a pesar de las discrepancias en algunas cuestiones “nunca dejaré de lado las opiniones de los obispos católicos”.
No sabe el Sr. Caamaño que en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 18 dice: “

“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”.

Déjennos a los católicos tranquilos y ustedes a gobernar cada uno en su gabinete resolviendo los problemas, que no son pocos. Usted ya tiene trabajo como para no irse de vacaciones, porque no creo que haya un Ministerio que funcione peor que el de Justicia, así que a trabajar en lo suyo y no se meta en lo que desconoce. Le voy a dar un consejo, sea respetuoso también con los que no pensamos como usted. Muchas gracias.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris