Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:  

Donde dije digo…

Alberto Jiménez
Alberto Jiménez
martes, 21 de julio de 2009, 00:38 h (CET)
…digo Diego. O lo que es lo mismo, donde dije “imperialista y prepotente” ahora digo “diferente y razonable”. Por la boca muere el pez. Pese a que Laporta intente demostrar que se trata de “una operación diferente con magnitudes económicas bastante razonables” muchos piensan que los fichajes galácticos de Mr. Flo han hecho mella en Ca’n Barça. “Para chulo, yo” que dirían algunos. Lo que ha quedado patente es que cualquier acción de Madrid o Barça siempre tiene respuesta en el eterno rival. El acuerdo por el fichaje de Zlatan Ibrahimovic ha sido la prueba más clara de ello.

Laporta ya andaba mosca desde hacía tiempo al no haber podido casi ni disfrutar de su triplete a gusto. Cada fichaje del ser superior ponía algo más “¡al loro!” al presidente del Barça que empezó a cocer su venganza cenando ya en junio con Moratti. Para colmo, el tema Eto’o ponía un poco más nervioso a un ya por defecto asustadizo aficionado culé. En Ca’n Barça siempre se teme que las cosas puedan ir mal y ni siquiera el triplete ha sido capaz de frenar el miedo que ha levantado la segunda galaxia merengue, ¡de locos!

Txiki se puso manos a la obra dispuesto a cuajar el efecto “anticristianos” pero el Valencia no estaba por la labor de desprenderse de Villa. Llorente se subió a la parra y tensó en exceso una cuerda que acabado por romperse, lo mismo que ha ocurrido con Lendoiro. Por suerte, la secretaría técnica del club azulgrana manejaba más opciones para ambos puestos y si lo del delantero sueco acaba cuajando se podría completar una gran plantilla con Maxwell y los que quedan por venir.

Aún así, pese a tardar en realizar su primer refuerzo al Barça le han pasado factura las prisas. Unas prisas por fichar que imponía indirectamente Florentino, el aficionado culé y sobre todo Guardiola que puede pedir la luna después de ser el responsable de la mejor temporada de la historia azulgrana. Nadie se esperaba el fichaje de Ibrahimovic pero sin duda ha sido una gran noticia para la prensa catalana que celebra tener un crack de categoría en sus filas, y también para la prensa madrileña que esperaba con el cuchillo entre los dientes el pastizal que se ha dejado Laporta en el sueco.

No les falta razón a unos y a otros. Ibrahimovic es bueno, muy bueno, pero ¿el doble que Eto’o? Es cierto que la mejor solución era buscarle salida al camerunés después de despreciarlo por segundo año consecutivo pero que entre en una operación por abaratar la mitad del traspaso de un delantero centro es de risa. Los números de Eto’o asustan sólo de verlos y a sus 28 años se ha ganado con creces al menos que se le equipare con los mejores ‘9’ del mundo. Dejando a un lado que con cerca de 50 kilos Villa podría haber sido azulgrana cabe ver si el Barça rentabilizará los cerca de 90 millones en Ibrahimovic como ha hecho con los 25 que costó Eto’o. El tiempo dirá.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris