Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   El ciclismo desde la cuneta   -   Sección:  

Un Tour infumable

Álvaro Calleja
Álvaro Calleja
@alvarocalleja
sábado, 18 de julio de 2009, 05:34 h (CET)
Por muy optimista que uno quiere ser, no encuentra la diversión del Tour de Francia que a punto está de afrontar la última semana por ninguna parte. Todo sigue como al comienzo. Aún no se sabe quién está fuerte y quién no lo está. No se sabe porque ninguno, a excepción de Contador en Andorra, lo ha probado. Al ritmo que llevan no sería extraño que Nocentini, el actual líder, acabe llevándose el triunfo final.

Debe ser el Tour más cómodo de la historia y, por supuesto, el más aburrido. No tiene vida. De no existir los Txurruka, Chavanel, Egoi Martínez o Feillu, sería casi un éxito no caer dormido frente a la pantalla en cada etapa. Y eso que Pedro Delgado y Carlos de Andrés hacen todo lo posible para evitarlo. Menos mal que son ellos los comentaristas, porque, de lo contrario, repito, sería una verdadera aventura mantener los ojos abiertos. Algo increíble tratándose de la competición más espectacular del mundo.

Se han pasado trece etapas y la guerra entre los favoritos se resume en un ataque de Alberto Contador, varios amagos de demarraje de Andy Schleck y en el intento suicida que Cadel Evans protagonizó hace varios días. Un resultado muy pobre para una carrera como el Tour de Francia, que si pretende enganchar a más aficionados lo tiene, de esta manera, muy, pero que muy, complicado.

No voy a entrar en lo sucedido, o más bien, en lo que no sucedió en la etapa del Aspin y del Tourmalet. Creo que con decir que a punto estuvo de ganar Óscar Freire o José Joaquín Rojas es suficiente para que se hagan una idea de mi opinión. Ocurrió como ayer. Una jornada con un puerto de primera categoría, dos de segunda y otros dos de tercera, no puede acabar con Peter Velits y Thor Hushovd en la quinta y sexta posición, respectivamente. De broma.

Ojalá que, por el bien del ciclismo, desaparezca, de aquí a París, el pasotismo instalado en el pelotón y aparezca, de una vez por todas, el espectáculo que caracteriza a este deporte.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris