Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Ciclismo

Etiquetas:   Ciclismo / Tour de Francia   -   Sección:   Ciclismo

Haussler ganó en otra etapa en la que no ocurrió nada

El del Cervélo venció en la decimotercera etapa
Redacción
viernes, 17 de julio de 2009, 16:20 h (CET)
Heinrich Haussler fue el mejor en un nuevo día aburrido, en el que lo poco destacable fue el aguante del alemán en cabeza y, una vez más, la exhibición de Amets Txurruka, que luchó por la segunda plaza como si fuese la primera. Entre los favoritos nadie se movió, por lo que Nocentini sigue teniendo el maillot amarillo en su poder.

Álvaro Calleja / Siglo XXI
Lo sucedido hoy, como dicen por Valencia, es una vergüenza escandalosamente escandalosa. Los aspirantes al triunfo final en París desaprovecharon una nueva oportunidad para, al menos, saber si hay alguno de ellos que no está pasando por un buen momento. Ya no pido ni que ataquen, sólo que aumenten el ritmo un escalón más para probar a sus rivales y, en este caso, al Astana, que se está encontrando con un Tour de Francia muchísimo más cómodo de lo esperado, en el que, incluso con el abandono de Levi Leipheimer, aún pueden ocupar los tres cajones del podio.

Con el pasotismo que hay instalado dentro del pelotón, varios valientes lo intentaron al comienzo de la etapa. Siete corredores consiguieron colarse en el grupo cabecero, del que saldrían los dos ciclistas que lucharon por la victoria. Moreau, del Agritubel, Voigt, del Saxo Bank, Juanma Gárate, del Rabobank, Rigoberto Urán, del Caisse d´Epargne, Rubén Pérez, del Euskaltel-Euskadi, Heinrich Haussler, del Cervélo, y Sylvain Chavanel, del Quick-Step, fueron los integrantes de esa primera composición del día. Posteriormente, los tres últimos corredores mencionados se fueron en solitario, aunque poco después ese trío perdió a una de sus piezas. Rubén Pérez no pudo seguir en la ascensión al Col de Platzerwasel el ritmo impuesto por el alemán, aunque australiano en un futuro, y por el francés, que en el descenso de ese mismo puerto fue testigo de cómo sus opciones de triunfo volaban a la misma velocidad que Haussler afrontó la recta final de la etapa.

Recta final escogida por un chico que tiene la medida cogida a la ronda gala para realizar una nueva exhibición de valentía, calidad y, sobre todo, ganas. A Txurruka no le importó que el objetivo fuese la segunda plaza de la clasificación individual de la etapa para dejarse todo sobre la bicicleta. Junto a él, desde el pelotón, salió otro de los protagonistas de la edición más aburrida del Tour de Francia, Brice Feillu, que por un momento soñó con el amarillo. Hubo un instante en el que tan sólo un minuto y medio le separó del liderato. Algo que, de ocurrir, hubiera sigo la mejor guinda a la Grande Boucle que está protagonizando en su primer año como profesional.

Un sueño del que el siempre combativo Amets le despertó. Le despertó con un demarraje que por un momento hizo pensar que el protagonista era el mismísimo Alberto Contador. El vasco salió encendido y golpeó la moral de Feillu, que perdió de repente toda la fuerza que demostró y se tuvo que conformar con la tercera posición. Cuarto fue Chavanel, otro de esos ciclistas que afrontan cada etapa con una única palabra en su mente, atacar. Quizás ese el motivo por el que Txurruka animó al francés cuando le alcanzó. Tal para cual. Dos ciclistas muy complicados de batir cuando se encuentran en su mejor momento. Dos de los valientes a los que hay que agradecer su esfuerzo, ya que, de no ser por ellos, la siesta se apoderaría de los aficionados que cada tarde se sientan en frente del televisor.

Haussler aprovechó la debilidad de Chavanel y levantó los brazos en Colmar emocionado. El alemán sumó su segunda victoria en una grande, después de la conseguida en el año 2005 en la Vuelta a España.

Y la decimocuarta etapa mañana presenta un recorrido de 199 kilómetros, los que separan a Colmar de Besançon. Dos cotas de tercera categoría y varios repechos serán las dificultades que mañana se encontrará el pelotón, y en las que, seguro, tampoco ocurrirá nada.

Noticias relacionadas

Chris Froome celebra su primera Vuelta en la despedida a Contador

El británico consigue el 'doblete' tras su cuarta conquista del Tour de Francia

Los Machucos hacen sufrir a Froome y acercan a Contador al podio

Contador quedó segundo en la etapa

Majka vence en la Sierra de la Pandera y Froome entra con Nibali

López sorprende en Calar Alto y Froome refuerza su liderato

López se lanzó a la meta en solitario

Contador llevará el dorsal número 1 en su última Vuelta a España

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris