Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

El verano, el maldito verano

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
viernes, 17 de julio de 2009, 04:30 h (CET)
Llega el verano, y con la canícula se para lo más granado e interesante del deporte mundial. Las ligas y los torneos importantes de todos los deportes se paran (fútbol, baloncesto, voleibol, balonmano, rugby...). Sólo quedan el Tour de Francia (al que no le quedan muchos días para acabar) y los esporádicos Grandes premios de Moto y F1, al que le cuesta mucho generar el volumen de expectación de una simple semana de entre jornadas ligueras.

Las vacaciones estivales son imprescindibles para todos, para reponerse del duro curso y cargar las pilas. Para los deportistas también, pero hay algo que no encaja muy bien en la planificación anual deportiva. Cuando la mayoría de los ciudadanos estamos de vacaciones y podríamos entregarnos con mas denuedo al seguimiento “round the clock” (permítaseme el anglicismo gilipollas) del equipo de nuestros amores, sea del deporte que sea, resulta que nuestros futbolistas/baloncestistas/jugadores de hockey favoritos están de vacaciones o empiezan a desperezarse en una pretemporada siempre insulsa y sobrevalorada por los medios de comunicación. De todo el panorama mundial sólo un país desarrollado ha planeado el momento culminante de su deporte nacional en el estío: En Irlanda, el Fútbol Gaélico llega a las series finales entre los condados principales precisamente en pleno verano (Go, Kildare!). Ya, lo sé, para el oído español, el fútbol gaélico parece algo así como el campeonato local de lanzamiento de “gapos” a distancia, pero les aseguro que es un deporte que mueve y paraliza a la vez a una nación entera y al que van decenas de miles de seguidores. No les engaño: es fantástico.

Precisamente intentando ver algún partido de estos en los típicos pubs deportivos irlandeses (ya saben, el “Irish Rover” o el “Moore´s”, por ejemplo, si viven en la capital), me di cuenta de que también en esto, nuestros queridos compatriotas de las islas británicas (dicho sea con todo el respeto para los irlandeses) son más listos que nosotros. Como no se circunscriben a los típicos deportes de equipo que se siguen en España, en verano aún continúan muchos de sus deportes favoritos: las carreras de caballos (ya, es un pestiño, pero si apuestas, te picas), el golf o el infame cricket, que no hay Cristo que lo entienda pero que al menos nos vale para ver a varios tipos compitiendo sobre un césped y, quieran que no, mata un pelín el gusanillo mientras que te pimpas unas pintillas de Guinness (vale, ver este último deporte es un recurso desesperado, sólo como última opción).

En fin, hasta aquí esta filípica incoherente. Un saludo y que les sea leve. Al fin y al cabo, la semana que viene comienza la pretemporada del Madrid. Algo es algo.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris