Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Zapaterismo. Zapacerismo. Zapacuentismo. Zapasocialismo

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 17 de julio de 2009, 01:10 h (CET)
Sería para llenar plazas y calles, sería para marcharse de España y no volver. Sería para llorar. Lo que están haciendo con España. Unos y otros. Todos.

Yo estaba convencido de que a los españoles no nos movía más que el dinero. De que aguantábamos todo a un gobierno sin inmutarnos. Cualquier cosa. Desde apoyar una guerra injusta y cruel sin impresionarnos hasta aprobar cualquier tipo de leyes liberticidas. Que nos quitaran la patria potestad de nuestras hijas, por ejemplo. Todo en silencio, siempre en silencio. Sería para llenar calles y plazas, sería para marcharse de España, sería para llorar. Pero yo sabía que todo lo aguantábamos sin protestar. Por que lo hace el gobierno, caso del silencio doloroso de la mayoría del pueblo cuando la guerra de Irak, o simplemente porque es progre y, no, yo facha, nunca, faltaría más, iba yo a oponerme a eso tan progre.

Yo estaba convencido de que a los españoles no nos movía más que el dinero. De que nada más que por el dinero saldríamos a reclamar al gobierno, de que tocando el dinero se acababa el poder del gobierno o dejaban de ser atractivas las cuestiones progres. Pero estaba equivocado. Sería para llenar plazas y calles, sería para marcharse de España y no volver. Sería para llorar, pero no vamos a hacer nada, ya no nos mueve ni el dinero. Tonto el que se mueva.

El partido socialista nos va a repartir el dinero. El dinero que no tenemos, pero nos lo va a repartir. Nuestro dinero, claro, el de nuestros impuestos. Y le va a dar más dinero a los ricos, nuevo socialismo, dar más al que más tiene. Y el pueblo les va a seguir votando. Ya no nos mueve ni el dinero. Dar más al que más tiene, socialismo de nuevo cuño. Zapaterismo. Zapacerismo. Zapacuentismo. Zapasocialismo.

Pero usted y yo, mis vecinos, sus vecinos, los señores de la cola de la panadería, las cajeras del híper, el barrendero de todas las mañanas nos vamos a aguantar, nos vamos a conformar, lo vamos a tolerar. No, no, no nos moverán. No nos moveremos. Lo aguantamos todo, hasta injusticias que harían levantarse a nuestros abuelos. Que se fastidien los ciudadanos de segunda. Que nos fastidiemos los ciudadanos de segunda. ¿Que no les llega el futuro? Que sigan votando a los mismos. A los mismos que redactan esta ley-trágala, a los mismos ineptos que no saben defender sus posturas contrarias.

Los españoles lo aguantamos todo, aguantamos todos los gobiernos, todas las oposiciones, todas las guerras injustas, las leyes injustas, el injusto pechar. Por el injusto pechar empezó lo de los Comuneros, ay, pero entonces no había fútbol, no había televisión, no existía Operación Triunfo, no había liga en la Sexta, no había Champions en la Cuatro. O en la dos o en la otra.

Todo en silencio, siempre en silencio. Sería para llenar calles y plazas, sería para marcharse de España, sería para llorar. Ya ni el dinero nos mueve, ya ni la injusticia nos mueve. A no ser que sea la injustica con los indios Chupinaras, pobricos, en alguna impenetrable y desconocida selva muy lejana. O no, que Irak, en un impenetrable y desconocido desierto, no nos movió. Hasta que los bombazos nos tocaron a nosotros.

Sería para salir a la calle, pero nos perderíamos la telebasura. Sería para llorar, pero si lloramos nos perdemos el capítulo 487 de Escenas de Matrimonio. Sería para marcharse de España, pero nos perderíamos los cinco partidos de la liga que da la Sexta el sábado que viene.

Yo estaba convencido de que a los españoles no nos movía más que el dinero. De que nada más que por el dinero saldríamos a reclamar al gobierno, de que tocando el dinero se acababa el poder del gobierno o dejaban de ser atractivas las cuestiones progres. Pero estaba equivocado. Sería para llenar plazas y calles, sería para marcharse de España y no volver. Sería para llorar, pero no vamos a hacer nada, ya no nos mueve ni el dinero. Tonto el que se mueva. Zapaterismo. Zapacerismo. Zapacuentismo. Zapasocialismo. España.

Noticias relacionadas

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama

Heroínas antifascistas de ayer y hoy

Irracionalismo independentista

El ejecutivo ha hecho valer su legítimo poder para parar el incumplimiento del ordenamiento jurídico

El otoño de la vergüenza. España amenazada

La excesiva tolerancia y el desconocimiento de la verdadera amenaza que representa para España el separatismo catalán, atenazan al Gobierno
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris