Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

A las cuentas

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 15 de julio de 2009, 04:50 h (CET)
Tan difícil está el mercado futbolístico que el único equipo al que le es relativamente sencillo comprar es aquél que no escatima en gastos. No escatima cuando quiere porque a la hora de negociar con clubes pobres, ofrece a la baja por jugadores que en realidad valen más de la mitad de lo que costó Cristiano Ronaldo, pero sin vender tantas camisetas.

Es complicado comprar y vender porque las cuentas están próximas a los números rojos si no lo están ya. Porque la burbuja futbolística en la que se ha vivido tantos años por fin ha llegado a su clímax y aún así, nada cambia. Todo sigue igual, con sueldos desproporcionados, injustos y cifras desorbitadas en todos los sentidos.

El mercado está estancado de tal manera que al club que le ha ganado todo esta pasada temporada le cuesta comprar incluso un lateral con el que reforzar su defensa. Sin embargo, se atreve a hipotecar el futuro del equipo por contratar al mejor delantero de España y uno de los mejores del mundo. Al que finalmente no comprará porque el Valencia no le dejará ir sin oferta “escandalosamente escandalosa”.

Y así sigue el verano, mientras los fichajes más caros los realiza siempre el mismo equipo y el otro conjunto que más se mueve es uno inglés dirigido por árabes con petro-dólares. ¡Quién tuviese un árabe con petróleo! Y es que se han convertido en la solución para sanear clubes y elevarlos hacia la cima. Atrás quedó Piterman, aunque ahora ha llegado Dalport. He visto rezar a aficionados del Valencia para que se cubra la ampliación de capital y no tengan que depender de una empresa, de momento fantasma.

Cómo de difícil debe estar el mercado que los clubes sudamericanos, de los que salen las jóvenes promesas mundiales sin ser mayores de edad, son ahora quienes compran en Europa gracias a que la crisis mundial no es nada comparada con la crisis que viven día a día. Es lo bueno dentro de lo malo.

Vivir por encima de sus posibilidades es lo que hacen la mayoría de los clubes. Sólo 4 ó 5 equipos cubren sus gastos y siguen ganando dinero. Para el resto queda la solución de construir un nuevo estadio, vender el antiguo o hacer cada diez años una temporada exitosa con la que pagar los dos siguientes. Pero el fútbol sigue sin cambiar.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris