Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Hans

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 15 de julio de 2009, 04:37 h (CET)
Uno de cada 5 humanos es un han. Los 1,300 millones de hans son la mayor etnia que ha conocido el mundo. Su población es mayor a la de continentes enteros como los de las Américas, Europa o África.

Los hans tienen lenguas, creencias y costumbres diferentes, pero lo que les une es su adhesión a la civilización china y al que ellos -aunque no puedan entenderse al hablarse- pueden comunicarse mediante el alfabeto de miles de caracteres ideográficos de los mandarines.

A pesar que los hans representan el 92% de la población de China, ellos siguen siendo una minoría en casi todas las regiones fronterizas de ésta.

Desde que en 1949 el Partido Comunista Chino tomó el poder éste quiso absorber dichas regiones (algunas de las cuales fueron independientes) combinando el otorgar autonomías o derechos nacionales a 54 minorías con el impulsar la lucha de clases al interior de estas. Mao quiso ganar a los mas pobres de dichas nacionalidades haciendo que estos expropien a sus terratenientes (quienes podían ser de su misma etnia) y a que vayan adoptando el alfabeto y la cultura oficiales a la par que aceptasen migrantes hans.

Hoy Beijing ya no promueve el igualitarismo sino el capitalismo. Este ha producido un boom y una nueva clase de millonarios hans pero también choques entre éstos y los trabajadores o nuevas competencias empresariales no hans, cuyos reclamos las potencias occidentales quieren usar a fi n de ganar terreno ante Beijing.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris