Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Ciclismo

Etiquetas:   Ciclismo / Tour de Francia   -   Sección:   Ciclismo

Cavendish venció en un día ridículo

Mark Cavendish fue el mejor de la décima etapa
Redacción
martes, 14 de julio de 2009, 15:57 h (CET)
Mark Cavendish sumó su tercera victoria en la presente edición del Tour de Francia tras imponerse en el sprint a Thor Hushovd y Tyler Farrar, segundo y tecero, respectivamente.

Álvaro Calleja / Siglo XXI
Existen varios calificativos para resumir la décima etapa del Tour de Francia. Ridícula y vergonzosa son los que más se acercan a lo que hoy ocurrió por las carreteras galas en el día de la fiesta nacional francesa. Ridícula y vergonzosa porque han dejado a los aficionados, que, al fin y al cabo, son los que hacen que este deporte exista, sin una etapa de la vuelta más importante del calendario. Y una etapa que, además, aparecía marcada en la mente de mucha gente, pues era la primera de las dos que se iban a correr sin pinganillos, ese aparato que hace de los corredores personas teledirigidas. Tampoco pasaba nada si, por una vez, los hubieran dejado de lado.

Una de las principales causas que ha motivado esta “huelga” ha sido la seguridad. Directores y ciclistas han indicado que gracias al pinganillo se evitan muchas situaciones de riesgo. Y no les falta nada de verdad, pero esas anotaciones no es imprescindible que las transmitan los directores de cada escuadra, como bien han comentado Pedro Delgado y Carlos de Andrés durante la emisión de la etapa en TVE. Y tampoco entiendo esta respuesta tan contundente del pelotón por un tema que hace meses que se anunció. Han demostrado una unión que no utilizaron cuando una injusticia dejó a un inocente, Alejandro Valverde, fuera del Tour, o con otros corredores que, sin hacer nada ilegal, nadie se acordó de ellos cuando les acusaron sin pruebas.

Una situación que hacía subir las opciones de victoria del de siempre. De Mark Cavendish. Hoy todo apuntaba, al conocerse este acuerdo, que el británico sería el vencedor en la meta situada en Issoudun. 194,5 kilómetros desde Limoges, localidad que acogió la salida, tuvieron que afrontar los corredores para alcanzar la meta. Meta donde triunfó el jovencísimo velocista del Columbia. Un triunfo que supone su tercera victoria en diez etapas y que, sumadas a las otras tres que consiguió en el Giro de Italia, dan como resultado la temporada de un fuera de serie. Y aún el festival no ha acabado.

Logro que, aunque suene extraño, costó cosecharlo. Y motivado por los que no compartían este acuerdo ridículo. Dumoulin, del Cofidis, Vaugrenard, de la Française des Jeux, y Hupond, del Skil-Shimano, más un Ignatiev, del Katusha, que se coló entre los desafiantes, fueron los protagonistas de una escapada que a punto estuvo de echar al traste la idea del pelotón. Resistieron hasta una vez entrados en los últimos dos kilómetros, donde comenzó un nuevo capítulo de la exhibición de Mark Cavendish.

Y después de esta farsa de etapa, mañana, se supone, volverá el ciclismo. La “serpiente multicolor” deberá recorrer 192 kilómetros entre las localidades de Vatan y Saint-Fargeau.

Noticias relacionadas

Chris Froome celebra su primera Vuelta en la despedida a Contador

El británico consigue el 'doblete' tras su cuarta conquista del Tour de Francia

Los Machucos hacen sufrir a Froome y acercan a Contador al podio

Contador quedó segundo en la etapa

Majka vence en la Sierra de la Pandera y Froome entra con Nibali

López sorprende en Calar Alto y Froome refuerza su liderato

López se lanzó a la meta en solitario

Contador llevará el dorsal número 1 en su última Vuelta a España

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris