Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Carta a Risto Mejide

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
martes, 14 de julio de 2009, 08:54 h (CET)
Estimado señor, dándome cuenta del alcance que pueden llegar a tener mis palabras, no por mí sino por el medio que las va a publicar, no puedo más que ser extremadamente cauto en mi expresión y contenido en el verbo; voy a cuidar al máximo mi discurso y cerrar el paso cautamente a todo cuanto en mi interior pugna violentamente por salir al teclado que pasivamente espera mis ideas. Aplicaré el cedazo más fino que encuentre. Aún así, me temo que de mis labios sólo pueden salir palabras de desprecio para usted.

Como quiero ser absolutamente honesto debo aclararle que tengo el honor de no ver, de no haber visto jamás, ninguno de los ¿programas? de televisión en los que usted participa, no por usted sino por buen gusto. Hay cosas que hablan a las claras de los participantes, pero también de los espectadores, yo nunca me quedaría a ver un robo, un ataque a emigrantes o unos insultos en plena calle. Hay programas que son eso, un atentado a la estética, a la ética y a la inteligencia. A la Humanidad. Que yo sepa, informado por la prensa, todos en los que usted participa, o al menos todos a los que yo recuerdo unido su nombre, son de ese tipo.

No quiero quedarme en la crítica a una televisión cromañona, pitecátropa y enana mental, como lamentablemente es buena parte de la que se hace en España. La España televisiva, por activa o por pasiva, es así de burra, atrasada y zarrapastrosa, por eso usted tiene tanto éxito entre los mentecatos, analfabetos y estultos españoles que le siguen babeando indecentemente. No quiero quedarme en una televisión barriobajera hecha por guionistas sin dos dedos de frente para espectadores adocenados, analfabetos e inanes mentales, no. Además quiero señalarle a usted como corresponsable, sólo uno de tantos, no se enorgullezca de ello, del atraso mental del español medio, corresponsable del vacío cerebral, corresponsable de la hediondez intelectual, de la caspa espiritual de media España, de la suciedad animal del televidente medio. No, no, no se lance tan deprisa, al hablar de espiritualidad no estoy hablando de religión, no por ello empiece a insultarme con su florido verbo.

Usted basa su éxito en su personaje televisivo basto, ordinario, despectivo y despreciable; usted está utilizando la cortedad interior del español, su falta de formación, su escasez de cultura, sus limitaciones intelectuales para ganarse el pan, lo que es una forma sumamente deshonesta, barriobajera, andrajosa, indecente, chula, harapienta y zarrapastrosa de poder comer, por muy críticos que sean los tiempos que vivimos. Según leo en la prensa de hoy acaba de insultar, de menospreciar y de ofender en público a una chavalilla menor de edad que quería ser cantante. Delante de toda España. Es usted el bufón extravagante de una corte de infelices mentecatos atrasados que le cultivan a usted y a otros harapientos mentales como usted. Mentecato. Infeliz. Ignorante. Chulo. Ridículo. Grotesco.

Noticias relacionadas

Desmantelando España

Más fácil es reprimir la primera codicia que satisfacer la próxima” Benjamín Franklin. Político y científico estadounidense

Prensa, TV y radios catalanas apoyan el 1ºO

Iglesias alienta la consulta y Sánchez juega a dos barajas

El momento de la tenebrosidad en escena

Andamos crecidos de falsedades. Nos desbordan

Canta y no llores

Tenemos aun latente un tremendo suceso al que no se le está dando la importancia que tiene, perdido entre tanto dolor e incomprensión

Cuando los filósofos caen en el separatismo

Algunas personas venderían su alma al diablo por un minuto de fama
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris