Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Caritas in veritate

Elena Baeza (Málaga)
Redacción
sábado, 11 de julio de 2009, 05:05 h (CET)
“La caridad en la verdad de la que Jesucristo se ha hecho testigo con su vida terrenal y, sobre todo con su muerte y resurrección, es la principal fuerza impulsora del auténtico desarrollo de cada persona y de toda humanidad”. Así empieza la tercera encíclica que Benedicto XVI, acaba de hacer pública, sin duda no deja de sorprendernos una vez más uno de los grandes teólogos de nuestro tiempo.

Es cierto que la caridad va más allá de la justicia, porque amar es dar, ofrecer de lo “mío” al otro; pero nunca carece de justicia, la cual lleva a dar al otro lo que es “suyo”, lo que le corresponde en virtud de su ser y de su obrar. Es decir, que no puedo “dar” al otro de lo mío sin haberle dado en primer lugar lo que en justicia le corresponde. Quien ama con caridad a los demás, es ante todo justo con ellos.

Porque no nos engañemos, nada es ajeno a la ética y la moral y sino lean la primera conclusión del Santo Padre: “Sin Dios el hombre no sabe donde ir ni tampoco logra entender quien es”.

Por eso, ¿en estos momentos tan duros que estamos atravesando quién está ayudando?, pues la Iglesia y las instituciones a ella vinculadas, como fundaciones, institutos religiosos, escuelas que cumplen unas funciones educativas, sanitarias y asistenciales que exigirían de los poderes públicos una fuerte aportación de fondos si alguien no lo hiciera en su lugar. El beneficio de dichas prestaciones recae en los sectores sociales más desfavorecidos, incluyendo a inmigrantes, enfermos o personas que carecen de cualquier ayuda oficial.

Nunca mejor dicho, “La caridad en la verdad”. Benedicto XVI es una persona dedicada a proclamar el evangelio sin rebajas, es un testigo fiel y lúcido del evangelio. Gracias Santo Padre por el inmenso regalo que nos hace con sus escritos y con sus homilías.

Noticias relacionadas

Patriotismo vs. pasotismo

“Cuando la patria está en peligro no hay derechos para nadie, sino sólo deberes” E. von Wildenbruch

La retirada de Trump del acuerdo sobre cambio climático y el movimiento social que desencadenó

Falta de educación

El respeto, la educación y los buenos modales se están perdiendo en los adolescentes

El nefasto cuento de la lechera del separatismo catalán

“Es lastimoso que seamos seducidos por nuestras propias bufonadas e invenciones” M.E de Montaigne

Sin retorno

a locura melancólica no tiene sentido; pero el reto del progreso no admite enajenaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris